ori-will-wisps-portada

Moon Studios vuelve a sorprender cinco años después con esta nueva aventura de Ori, una de las joyas imprescindibles de 2020

Como he comentado en alguna ocasión, he estado alejado del mundo del videojuego durante una década. Eso me hizo perderme mucho, sobre todo con Xbox, ya que su 360 apareció cuando ya me había ido; y a mi vuelta One había hincado rodilla ante PS4 y Switch y decidí decantarme por estas dos últimas. Esto ha hecho que mi primer contacto con el mundo de la marca verde sea tardío, pero ha llegado. A finales de verano he decidido probar el servicio gamepass para PC, y no sabéis lo que me ha gustado la saga Ori.

Hay un par de detalles de la franquicia que me llamaron mucho la atención. El primero es sobre como cuenta su historia. Bastaron dos minutos del primer Ori para que me entrase por los ojos y me llegase directamente al corazón, justo lo que duran sus primeras escenas en las cuales conocemos su premisa. Este es un aspecto que me encanta en un videojuego, cuando necesita muy poquito para transmitirte mucho. No vas a leer enormes diálogos, ni observar largas cinemáticas… pero lo poco que leas o veas te va a llegar muy a dentro.

El segundo detalle que me llamó la atención fue su fluidez en el gameplay. Estoy acostumbrado a metroidvanias algo más lentos, y que basan el éxito o fracaso de sus niveles en el estudio de los mismos y precisión de los movimientos. En los Ori vas a encontrar una jugabilidad más rápida y con más posibilidades de interactuar con el medio por el que te mueves. Y por lo general sus niveles se acoplan a esta particularidad, caracterizados por estar más plagados de elementos para esquivar que de enemigos para eliminar.

Luz versus Oscuridad

Hace un par de años, cuando descubrí Hollow Knight en mi Nintendo Switch pensé que no habría juego de ese género que me pudiese gustar tanto. Entonces empecé a escuchar a hablar de Ori como otro de los grandes (incluso el mejor) de este estilo; y aunque tenía curiosidad su estética menos oscura no me llamaba tanto la atención. Ni me imaginaba todo lo que escondía este juego. Ahora, una vez jugadas sus dos versiones no sería capaz de elegir entre él y el héroe insecto.

Presentan ciertas diferencias, como en la manera de contar su escueta historia (quizás el lore es más extenso en Hollow Knight). Ori te la muestra sin tapujos, mientras que para descubrir el mundo de Hollow es necesario hacer una búsqueda profunda al estilo de Dark Souls. Sin embargo ambas tienen ese toque triste, de un mundo decadente y que se resigna a caer en las garras de la destrucción.

En cuanto a su jugabilidad también encontramos distinciones, a pesar de ser del mismo género. Ori es más rápido, más intuitivo y permite más grado de error que Hollow. Incluso si lo comparamos con plataformas recientes como Crash Bandicoot 4: It’s about time! no se necesita ser tan preciso en tus movimientos como con el bandicut. A pesar de ello su sistema es bastante parecido, ajustándose al perfil metroidvania. Y por supuesto, igual de disfrutable en ambas joyas.

ori-will-wisps-2

Continuista cuando funciona…

Hay unos cuantos de detalles en los que Ori will of the wisps mantiene casi intacta la esencia de su primera entrega. Al igual que esta, el mundo en el que se desarrolla está habitado por criaturas entrañables; cuya presencia no se limita a ser meros NPCs, si no que esta te importa desde el minuto uno. A los Ori, Naru y Gumo se unen Ku y los Moki; llenando el juego de emociones y sentimientos que guardarás en tu interior durante mucho tiempo.

Mantiene esa manera de contarte su historia con poco texto (algo más que en el uno), pero transmitiendo una carga emocional muy grande. Mezclando los diseños habituales de estos personajes con historias sencillas; y alternando momentos tristes con alguno más feliz consiguen dar esa importancia a la trama del juego. Seguro que más de uno ha tenido que sacar el pañuelo con estos pequeños seres que habitan los bosques de Nibel y Niawe.

Otro de los factores que no cambia es el diseño de escenarios. Elementos en su mayor parte de naturaleza boscosa, mezclado con construcciones antiguas y acuíferos. Estos sirven de conexión entre zonas, y los iremos alternando con otras algo distintas como en Blind Forest. Paleta de colores parecida que juego con diseños no tan austeros para mostrar tristeza, sino más exóticos y extraños para dar sensación de desconocimiento. Además cuenta con una excelente banda sonora que lo acompaña en todo momento.

…novedoso cuando lo necesita

Hay algo que evoluciona desde la primera entrega de manera muy marcada, el componente jugable. Adopta un estilo muy parecido a Hollow Knight: el árbol de habilidades con el que mejorábamos en Blind Forest se cambia por poderes extraídos de lugares concretos que iremos descubriendo en la aventura. Así obtendremos desde un principio habilidades de gran utilidad como el doble salto o el dash.

También toma prestada la idea de los amuletos, los cuales podremos combinar para obtener ciertas mejoras, pudiendo cambiar entre ellos y eligiendo la combinación que más nos ayude en nuestro camino. Otra de las nuevas mecánicas existentes es el uso de una espada de luz casi desde el principio, en sustitución del ataque con proyectil con el que empezábamos en la entrega anterior. Las mecánicas de avance son muy parecidas, aunque aumentando el número en Will of the Wisps, como por ejemplo el uso de ganchos o el giro con salto en palos.

Todas están mejoras le dan un toque muy fresco y diferente a Blind Forest. Aunque mantiene ese estilo rápido que permite cierto margen de error, las nuevas mecánicas aumentan sus posibilidades y os parecerá que en este sentido ha evolucionado muy bien. Y también están presentes los escapes de escenarios que se «autodestruyen», algo que caracterizaba el final de las misiones importantes en el uno y que tan bien funcionó.

Ori: La luz del 2020

En cuanto a la crítica ha sido bastante buena, alcanzando notas sobresalientes en la gran mayoría de medios; y siendo muy buenas también por la mayoría de usuarios. En pleno confinamiento llegó este título, y como otros contemporáneos consiguió alegrar la cuarentena a más de uno. Además, el hecho de que haya salido en gamepass desde el día de lanzamiento seguro hizo que más personas hayan podido disfrutar de él.

Moon Studios vuelve a superarse con otro título que acabará probando muchísima gente y que como ocurrió con la primera entrega, dejará un recuerdo imborrable entre nosotros. Además, recientemente anunciaron que estará optimizado para Series X, alcanzando cuotas más altas de rendimiento. Una gran noticia para volver a jugarlo en la nueva generación.

Si te gustan los videojuegos pincha aquí para encontrar más artículos

, , , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.