League-of-Legends-Wild-Rift

Uno de los MOBAS más importantes

Uno de los más importantes MOBAS (o incluso el más importante, que nos perdonen los jugadores de DOTA) ha llegado a nuestros dispositivos móviles para quedarse, con una versión muy, muy trabajada. Veamos juntos qué nos ofrece este League of Legends Wild Rift.

El gran (casi) dominador de la escena MOBA en PC

Para empezar con esta humilde reseña, deberíamos comenzar hablando de League of Legends. ¿Quién no conoce el LOL? Si eres tú, lector, uno de esos usuarios que no conoce este juego de PC, permíteme explicarte en qué consiste. Por otro lado, si ya lo conoces, déjame recordártelo un poquito.

MOBA significa “Multiplayer Online Battle Arena”, proviniendo en su día de un mod del Starcraft donde podíamos controlar un héroe sin tener que manejar al resto de unidades. Este concepto evolucionó a lo que nos encontramos hoy en día: combates de cinco héroes contra otros cinco con el objetivo de destruir torres y el nexo rival. A grandes rasgos, vamos a manejar a uno de estos héroes, con un kit de habilidades singular y único, para conseguir dicha meta.

Este juego ha ido evolucionando a lo largo de los años, puesto que lleva ya la friolera de 11 temporadas con nosotros. Pues no ha sido hasta ahora, hasta finales de 2021 y principios de 2021, que Riot Games no se ha atrevido a lanzar League of Legends Wild Rift en nuestros dispositivos móviles.

Distintos dispositivos, pero mismo concepto

Lo primero que debemos decir, para que quede claro, es que la versión del juego en móvil es espectacular, así de claro. Es cierto que ya existían grandes exponentes MOBAS para dispositivos móviles, como Arena of Valor o Mobile Legends entre otros, pero League of Legends Wild Rift ha conseguido como mínimo estar a la altura de estos dos últimos.

Claro, el espero con el que podemos mirar a League of Legends Wild Rift es distinto con respecto al resto de MOBAS, ya que la trayectoria, campeones, lore, mecánicas, historia… es original y único del juego de Riot Games. El resto de MOBAS podíamos decir que son “copias” de League of Legends, que a la vez es una “copia” de DOTA, que a la vez…

Podríamos estar tirando de la cuerda observando quién es copia de quién, pero no cabe duda que el desarrollo que ha tenido el juego de Riot Games ha sido mayor que el resto. Y todo esto ha sido llevado de manera espléndida a nuestros dispositivos móviles.

Adaptarse a la portabilidad

En League of Legends Wild Rift nos encontraremos partidas más cortas (de alrededor 15 minutos cada una), donde han desaparecido objetivos específicos (inhibidores de creaciones de tropas con mayores estadísticas), han cambiado diversas habilidades de héroes para adaptarlos a la pantalla táctil.

Estos cambios son pequeños pero comprensibles para adaptarse a nuestros teléfonos. Han cambiado muchos ataques instantáneos por ataques donde hay que apuntar, por ejemplo, pero no por ello implica que la jugabilidad sea distinta.

En esencia, aciertan con el concepto de partidas “casuals”, partidas rápidas en el móvil, con un alto nivel de complejidad que no llega al que podemos alcanzar en nuestros PC, por supuesto. Pero no por ello implica que la experiencia sea peor, al contrario, es distinta, pero totalmente satisfactoria.

En League of Legends Wild Rift encontraremos partidas donde es muy importante tener un timing correcto de cuándo hacer objetivos, presionar torres, cazar dragones y al temido Nashor. Incluso será muy, muy importante saber cuándo podemos hacer una correcta batalla en equipo porque, al haber eliminado objetivos como hemos dicho antes (los inhibidores), una mala batalla puede implicar en una derrota aplastante.

Y esto es el punto de éxito de League of Legends Wild Rift, abandona mecánicas que se podrían encontrar a veces algo “tediosas” en PC (donde las partidas solían rondar los 25 minutos como mínimo) por partidas en el móvil mucho más rápidas y muy, muy intensas.

Esta intensidad viene marcada claramente por el componente “beligerante” de esta versión del juego, donde estaremos constantemente realizando batallas contra los héroes rivales y aprovechando los pocos huecos que deja la reaparición de los mismos para conquistar objetivos.

Encontraremos momentos de cabreo, felicidad, tensión y, sobre todo, mucha, mucha diversión en League of Legends Wild Rift.

Rendimiento ajustado a todo tipo de dispositivos

Otro de los éxitos con los que el League of Legends original conquistó el mundo de los ordenadores, fue la utilización de unos requisitos técnicos modestos para tener una grata experiencia.

Es decir, funcionaba muy bien en casi todo tipo de ordenadores, consiguiendo llegar a un gran número de jugadores. Pues en el mercado móvil, Riot Games ha sabido hacer lo mismo: conseguir que funcione en un gran número de dispositivos sin exigir un móvil de gama alta para jugar.

Es más, en distintas gamas baja-media podréis tener una experiencia más que satisfactoria, pero esto es lo de siempre. Cuanto mejor dispositivo tengas, mejor verás el juego, incluso mejor podrás jugar. Pero que no valga como excusa, y ahora te digo porqué.

Los chicos de Riot Games han sabido llevar de manera espectacular las mecánicas heredades del hermano mayor a League of Legends Wild Rift. Podremos hacer combos, “plays”, jugadas espectaculares y sobre todo meter mucho, mucho la pata. En este momento es, seguramente, cuando echemos la culpa a nuestro dispositivo. Aunque permíteme dudarlo…

League-of-Legends-Wild-Rift

Riot Games apuesta por League of Legends Wild Rift

Y es que los planes de la compañía con respecto a este juego son claros: seguir haciendo lo que ha hecho hasta ahora, pero en móvil. No faltará la escena competitiva, los esports con la versión de League of Legends Wild Rift. Habrá torneos, premios y mucha, mucha comunidad apoyando a esta versión.

Dadle una oportunidad, tened algo de paciencia y, sobre todo, disfrutad mucho, mucho con esta versión.

Si te gustan los videojuegos, no te pierdas ningún artículo de nuestra sección.

, ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero