Kena: Bridge Of Spirits: Cuando el cine llega a nuestras consolas

Junio de 2020, evento en el que Sony nos presentaría juegos para su próxima consola, la ya tan polémica PS5. De pronto el logo de Ember Lab aparece en pantalla, un estudio que se caracterizaba, hasta la fecha, por trabajar exclusivamente en la industria de la animación. Todo seguido, un tráiler cinemático de unos 2 minutos, que ,perfectamente, podría haber sido obra de cualquiera dos de los máximos exponentes a nivel mundial en cuanto a animación se refiere, como son, Pixar y Studio Ghibli. Asi nos presentaron Kena: Bridge Of Spirits.

¿Qué nos espera?

En esta aventura encarnamos a Kena, una guía espiritual cuyo trabajo consiste en ayudar a las almas que han quedado atrapadas en este mundo sin poder cruzar al otro lado. Nuestra misión consistirá en ayudar a diferentes personas que por distintas razones fallecieron y no han logrado pasar ese umbral, mientras intentamos conseguir nuestro objetivo de llegar al templo bajo la montaña. Por el camino nos esperan personajes con historias propias, paisajes que nos quitaran el aliento y Rots, muchos Rots.

¿Qué es un Rot?

Los Rots son criaturas del bosque que gracias a su ayuda conseguiremos completar puzles y sobrepasar obstáculos a lo largo del juego. Los encontraremos en cofres, debajo de piedras, troncos y hojas, algo que recuerda demasiado a las semillas kolog de Zelda Breath Of The Wild, pero en menor media.

Un apartado visual y sonoro excelente.

Como ya he comentado antes, visualmente, Kena podría ser el hijo predilecto de Pixar y Studio Ghibli, si estos decidieran tener una noche de pasión y desenfreno. Una experiencia visual y sonora a la altura de pocos en esta industria, haciendo de las escenas emotivas el doble de dolorosas y de los momentos épicos, aun si cabe, más espectaculares.  

La jugabilidad y diseño de nivel, su gran problema

Una aventura divertida, que bebe muchísimo de obras como Zelda BOTW, Uncharted e incluso, aunque duela la comparación, Dark Souls. Incluso siendo un  popurrí de todo esto consigue sentirse fresco y dinámico, implementando mecánicas nuevas y formas de resolver puzles a cada nuevo nivel de la aventura. Entonces, porque digo que este es su gran problema?

Kena no introduce nada nuevo, solo implementa mecánicas de otros juegos y los plasma una y otra vez hasta la saciedad, haciendo que uno piense que han ido a lo fácil, coger lo mejor de los 3 o 4 referentes en esta industria y hacer que todo encaje bastante bien, pero sin aportar nada de cosecha propia.

Un combate ambicioso pero mal implementado

Aquí entramos en lo que para mi hace que Kena no sea una obra perfecta. El combate se siente tosco, con animaciones poco trabajadas y un parri que depende muchísimo de la suerte. En algunos momentos del juego el daño de los enemigos me parece excesivo y eso hace que sea ilógico tener una barra de vida que ocupe casi media pantalla.

Por no hablar de que, sin entrar en spoilers, los combates finales, que no son pocos, se hacen larguísimos, al más puro estilo Kingdom Herats. Con fases de jefes que no dejan de ir y venir, todo eso acompañado de infinitos minions que no hacen más que hacer el combate estresante y poco divertido.

¿Qué le depara el futuro a Kena?

Incluso con todo esto Kena: Bridge Of Spirits me parece una experiencia digna de disfrutar, que con 2 o 3 retoques podría optar fácil a juego del año, y más viendo cómo está la industria este 2021. Esperemos que en las próximas entregas, que de seguro las habrá, Ember Lab nos siga maravillando con su increíble apartado artístico y una mejora en lo que a gameplay se refiere.

Déjanos en los comentarios que te ha parecido a ti y no olvides echar un vistazo a nuestros otros artículos sobre videojuegos, películas y mucho mas.

, ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.