el-apocalipsis-en-el-videojuego-portada

Algunos videojuegos profetizan en ocasiones como será el mundo después de una catástrofe global

El fin de la sociedad ha sido interpretado de diferentes maneras en el mundo de los videojuegos, desde virus mortales, pasando por experimentos fallidos, guerras nucleares e incluso castigos divinos han sido pretextos para algunos de los mejores juegos de la historia. ¿A quién no le apatece coger el mando para echarse unas partiditas?

El pecado de nacer

Final Fantasy X fue, para muchos, el último gran Final Fantasy por el sistema de turnos que tenía, para otros fue el principio del fin de la saga; lo que es innegable es que tiene a alguno de los personajes más carismáticos de la saga, y una de las mejores historias. El tema es que el juego siempre nos presenta como una sociedad se fue al garete por el pecado (representado por uno de los antagonistas del juego).

Lo que en principio era una civilización prospera colapsó por la ira de los dioses y creó un sistema de poder en el que el clero se convirtió en la entidad más poderosa de la sociedad. Durante el juego visitamos Spira en los años posteriores a este colapso, por lo que vemos la nueva sociedad dogmatizada en la que los prejuicios religiosos y sociales están a la orden del día, pero durante el juego puede verse como, en la parte de atrás del sistema, un clero corrompido mueve a la sociedad para conseguir los máximos beneficios para sí mismos.

Este conflicto lo representa perfectamente el personaje de Wakka y su evolución durante la historia, ya que pasa de ser un fiel hijo de Yevon, creyente de todas las doctrinas que le han impuesto desde su nacimiento; a ver como su mundo y todo en lo que creía se va desmoronando para mostrarle la realidad tal como es. Final fantasy X es en realidad el fin de una fantasía creada tras el fin de una civilización.

Los virus mortales y la cuarentena

La situación de cuarentena por la pandemia mundial hacer recordar a muchos videojuegos que trataron el fin de la sociedad tal y como la conocemos de maneras similares. Dos ejemplos, además, son sagas muy conocidas por los jugadores de última generación, y de la que hablamos en un artículo sobre los remakes de videojuegos, estrenan juego en estos meses; hablamos de The Last of Us y Resident Evil.

El caso de Resident Evil viene más por el inminente estreno de Resident Evil 3 Remake, juego en el que Némesis persigue a los Stars en la cuarentena de Racoon City tras los hechos sucedidos en las anteriores entregas de la saga.

El apocalipsis y la caída de la humanidad es un reclamo para las mentes creativas de la industria, ya que ofrece un terreno vacío para colocar sociedades y personajes que en otros escenarios serían inviables. También pone al jugador en un ambiente de necesidad y le obliga a racionar cada bala para poder sobrevivir.

El apocalipsis silencioso

Es verdad que el imaginario general está lleno de referencias a virus mortales que hacen que colapse la sociedad tal y como la conocemos: pero el videojuego Everybody´s gone to the Rapture ofrece una nueva visión bastante distinta. El videojuego presenta a una persona que tiene que investigar como un pueblo ha desaparecido en una luz en una cuarentena por gripe; los habitantes, poco a poco, han ido desapareciendo y el jugador interactúa con los recuerdos que quedan de ellos, representados por una luz.

El juego no tiene la potencia gráfica de The Last of Us o Resident Evil 2, pero si un potencial narrativo que se basa casi por completo en la curiosidad del jugador en recomponer las piezas del puzzle que es la misteriosa desaparición colectiva; en el pueblo no encontraras seres venidos del inframundo o la resurrección de los vivos, sino más bien un eco de las vidas que llevaron en ese pueblo.

Quizá sea el juego más aterrador de esta lista, no solo por lo diferente de su propuesta sino porque, dentro de los límites de la imaginación, es bastante más cercano a la realidad que sus compañeros de lista; Everybody´s gone to the Rapturne es un walking simulator al que todo jugador debería dar una oportunidad como ejercicio introspectivo y como experiencia jugable del apocalipsis radicalmente diferente a la que suele encontrarse.

La guerra nuclear, el fin de los tiempos

Si algo caracteriza a la saga Fallout es la capacidad de traer un conflicto de fondo tan interesante como la historia de cada uno de sus juegos. En este mundo postapocalíptico la humanidad llevó al limite el planeta con el uso de las bombas atómicas en una tercera guerra mundial; en la cuarta entrega numerada de la franquicia, Bethesda mostró en la introducción al juego como los seres humanos.

Vivían en una sociedad casi automatizada en la que la población que mostraron vivía si problemas; pero tras el ataque nuclear las personas con suficientes recursos pudieron refugiarse en los refugios creados por Vault Tec. Tras esto se desarrollan los diferentes juegos de la saga, cada uno muestra los avances que se llevaron a cabo en una zona de los Estados Unidos y las fracciones que allí surgieron para hacerse con el control del territorio.

De este conflicto surge parte de la trama principal del videojuego, con facciones que aparecen en diferentes juegos para luchar entre ellas y con otras desapareciendo entre juego y juego.  En medio de esta lucha siempre se encuentran diferentes ciudades creadas por los supervivientes de las bombas y el jugador, que suele ser un morador del refugio, salvo en Fallout: New Vegas en que optaron por que el personaje protagonista fuera un mensajero de la superficie.

El apocalipsis tiene múltiples representaciones en los videojuegos, fuera de esta lista se han quedado juegos como Days Gone, que por mucho que quiera, aun no he podido jugarlo; seguro que hay muchos más que se pueden añadir, así que dejad en los comentarios ese juego que tanto os gustó sobre el apocalipsis y que no aparece en este artículo.

, , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.