los-resident-evil-de-psx-foto-portada

Un repaso a la saga de zombis

los-resident-evil-de-psx-foto-2

Qué poca duda cabe de que la saga Resident Evil original ocupa un puesto de privilegio en las preferencias y los gustos de todo buen aficionado a los videojuegos. De la misma manera, también está fuera de lugar el cuestionarse su importancia y
su peso específico dentro de la industria. Evidentemente y por méritos propios, la saga se ha ganado su prestigio a base de evolucionar constantemente y reinventarse una y otra vez para mantenerse candente.

Hoy en Mentero echamos la mirada atrás y retrocedemos en el tiempo para recordar y rendir tributo a las primeras entregas de la saga, los juegos que lo empezaron todo y que revolucionaron un género. Nos referimos, claro está, a los Resident Evil para PlayStation que tantas alegrías (y sustos) nos dieron en la segunda mitad de los años 90, en rápida sucesión desde 1996 hasta el 2000. Luego vendría Code Veronica para las consolas de 128 bits, pero eso ya es otra historia. Recordemos cómo empezó todo en 32 bits…

Resident Evil

La entrega original, la que lo empezó todo. Aquí la traducción occidental de Biohazard es quizá la única entrega en la que tiene sentido por aquello de la atmósfera opresiva que se recrea dentro de la mansión, y por la fauna que habita la estancia: maldad pura, irracional y reconcentrada. Zombies (muy pixelados, eso sí) que no acaban de dar miedo dada la tecnología de aquellos tiempos, pero que eran un auténtico incordio. En este primer Resident Evil todavía no se había puesto de moda en la saga esa molesta costumbre de proporcionarte munición como para hundir el Titanic.

los-resident-evil-de-psx-foto-1

En esta entrega, el verdadero terror consistía en darte cuenta de que no tenías balas suficientes para abrirte camino entre tanto enemigo y tanto zombi. Como juego era realmente novedoso y su propuesta supuso toda una revolución y un soplo de aire fresco en los videojuegos, hasta el punto de inaugurar un nuevo género: el survival horror. Lo importante era sobrevivir, el cómo lo hicieras dependía de ti. Con la perspectiva que le da el paso del tiempo podemos entender mejor hoy en día que realmente se trataba de un juego que se adelantó varios años a su tiempo, si bien se vio algo perjudicado por las carencias tecnológicas de las plataformas disponibles en aquellos tiempos.

Los gráficos no soportan ninguna comparación con entregas posteriores, y la dificultad estaba descompensada. Sin embargo el concepto del juego era genial, y por eso abanderó toda una generación de grandes entregas y se ganó su puesto de privilegio en la historia de los videojuegos, inaugurando una prolífica y exitosa saga que llega hasta nuestros días y que no tiene pinta de terminarse pronto.

Resident Evil Director´s Cut

La versión mejorada del Resident original. Al poco tiempo de salir la primera entrega, dos cosas se hicieron evidentes: una: Capcom tenía un nuevo caballo ganador entre sus manos. Dos: el juego necesitaba algunos parches urgentes para pulir un producto que ya era brillante pero que podía serlo aún más. Se añadieron varias modificaciones, nuevas y mejoradas escenas de vídeo, se suavizó levemente la dificultad, se mejoraron algunas texturas y por último, se hizo compatible con la vibración del mando Dual Shock de la PlayStation haciendo aún más inmersiva la experiencia.

Y por último, pero no por ello menos importante, se incluía una demo del inminente Resident Evil 2 que te permitía jugar 10 minutos. Solo por esa ventaja añadida ya hubo mucha gente que se hizo con una copia del juego.

Resident Evil 1.5

La historia de Resident Evil 1.5 es cuanto menos curiosa. No llegó a terminarse y desde luego la beta jugable que circula por las redes no llega a tener entidad ni coherencia como para constituir un juego propio. Pero sirve para hacerse una idea de lo que podría llegar a haber sido Resident Evil 2, con el que comparte muchas características pero con el que también tiene numerosos puntos de divergencia.

Es realmente un anteproyecto inacabado, pero un grupo de fans consiguió terminar la beta abierta abandonada por Capcom y lanzó una versión jugable que se puede descargar de Internet y lo rescató del olvido.

Si eres capaz de perdonarle sus evidentes defectos y agujeros argumentales, te puede llegar a gustar. Muy recomendable en cualquier caso, sobre todo si eres un fan empedernido de la saga.

Resident Evil 2

los-resident-evil-de-psx-foto-5

Para muchos, entre los que me encuentro yo mismo, el mejor capítulo de toda la saga, no solo de las entregas de PlayStation 1. Además fue el juego que sacó del armario a toda una legión de jugadores que habían colgado el mando y por diversos motivos se habían alejado del mundillo de los videojuegos durante años.

Acompañó al boom de la PlayStation 1, convirtiéndose en un auténtico éxito superventas que abanderó a todos los juegos de su generación. ¿Cómo puedes mejorar algo que ya es de por sí realmente grande?: Esta fue la pregunta que se hicieron en Capcom y que tuvieron mucho cuidado a la hora de dar respuesta con acierto.

Recorriendo Raccoon City

Lo que se hizo para dar con la clave fue introducir a un nuevo protagonista con el que fuera más fácil identificarse, un policía novato que llegaba y se metía de cabeza en medio de la pesadilla del holocausto zombi. También la localización del juego original se amplió de una mansión a toda una ciudad, Raccoon City, que ahora sí teníamos la oportunidad de recorrer y de recrearnos con los mil y un detalles de sus cuidados escenarios.

los-resident-evil-de-psx-foto-6

Se amplió la duración de la aventura original de manera significativa, más aún introduciendo un gancho genial que conectaba las dos historias que se narraban en paralelo en sus 2 discos y que entrelazaba las escenas de video y los eventos que se iban desgranando hasta conformar una sola historia magnífica. En ella todo encajaba con la precisión de un cirujano y podía extenderse hasta cerca de 20 horas si jugabas los dos discos dos veces seguidas. Solo así podías descubrir el verdadero final del juego y averiguar el destino de sus protagonistas.

Si tuviéramos que destacar algo por encima de todo lo demás que hace a Resident Evil 2 un juego genial, quizá sería su ambientación y su capacidad para recrear una verdadera película de terror a pesar de las carencias técnicas solventadas con toneladas de imaginación y buen hacer. Un juego de 10 sobre 10, tan bueno como todo el mundo te ha contado. O más aún. Haz caso a tus mayores. Si no jugaste a esta maravilla en su día, hazte con él ahora mismo.

Resident Evil Survivor

Se llevó muy malas críticas, pero la verdad es que nadie supo entender este juego ni su propuesta, totalmente diferente a las dos entregas anteriores de la saga. Ni siquiera era realmente un Resident Evil canónico, por así decirlo, sino más bien una aventura aparte inspirada en el universo de sobra conocido por todos. Pero ante todo se trata de un juego pensado para jugarlo con pistola.

los-resident-evil-de-psx-foto-9

No resiste la comparación con ninguno de sus antecesores, pero es que en Capcom tampoco pretendían eso. Se trata de una aventura bastante corta que puedes acabar en poco más de dos horas. Tiene un control algo extraño que resulta raro si lo juegas con el mando y aún más raro e incómodo si lo juegas con la pistola, ya que no se trata del típico juego de pistola sobre raíles. Aquí hay que moverse, correr, apuntar, recoger objetos y hacer de todo mientras disparas.

Es como jugar a un Resident Evil en primera persona, con unos gráficos muy malos (incluso para ser de PlayStation 1) y con un control bastante deficiente. Es un híbrido que no supo contentar ni a los que buscaban un Resident Evil convencional ni a los que buscaban un juego de pistola. Una rareza incomprendida solamente recomendable para los muy fanáticos de la saga.

Resident Evil: Nemesis

La culminación de la saga en PlayStation 1 y el último en ver la luz en esta plataforma antes de dar el salto cuantitativo y cualitativo a los 128 bits. En cierto modo supone a la vez el punto y final de la saga en cuanto a que se cierra un arco argumental, y al mismo tiempo supuso también el fin de una era. La conclusión y el cierre de los Resident Evil tal y como los conocíamos. Code Veronica en Dreamcast un año después supuso un giro tan drástico en todos los sentidos y un salto de gigante tan grande, que realmente Resident Evil 3 puede considerarse como el último juego 100% leal al concepto original de la saga.

Es, de lejos, el Resident Evil más maduro y redondo de la saga original, tiene lo mejor de las entregas anteriores y nada de lo peor. Técnicamente es el más conseguido, y forzó el hardware de la PlayStation 1 hasta cotas pocas veces antes alcanzadas.

Una auténtica joya

los-resident-evil-de-psx-foto-7

Es tan bueno que su conversión a Dreamcast años después no aportó ni mejoró casi nada a lo que puede verse aquí. Claramente inspirado en Terminator, el super zombie Némesis no deja de perseguirnos una y otra vez durante todo el juego. La sensación de huir y tener que resolver acertijos por el camino mientras sientes el aliento fétido de Némesis en la nuca es algo difícil de explicar. Absolutamente aterrador sin recurrir a grandes artificios ni prodigios de la técnica.

Cronológicamente se sitúa 24 horas antes de Resident Evil 2, y tras un interludio a mitad del juego más o menos, damos un salto hasta 24 horas después del anterior. Esto hace que podamos asistir con asombro al destino final de Raccoon City y al cierre de un arco argumental absolutamente redondo y genial al que nunca nos cansamos de jugar.

Volverás a las calles de Raccoon City una y otra vez, intentando agotar las posibilidades de este auténtico juegazo, intentando probar cosas nuevas y rutas diferentes a cada partida. Para mejor o peor, según a quién se le pregunte, lo cierto es que la saga Resident Evil original nunca volvió a ser la misma.

Para más artículos sobre los apocalípsis zombie pulsa aquí.

, , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.