Las grandes aventuras de Shinichi Kudō

Seguramente, si yo te digo “Detective Conan”, tu reacción puede ser una de estas tres: es posible que te quedes mirando la pantalla con una cara rara, sin saber de lo que te estoy hablando ni de lejos; también puede ocurrir que, como casi todo el mundo, respondas con un “Ah, sí, esa serie de ese que se convierte en niño y se pone gafas para hacer de detective”, pudiendo incluso haber visto algo en tu infancia; o, por último -y aquí me incluyo yo-, estarás diciendo en tu cabeza que es de lo mejor que le ha ocurrido a tu vida y que, a pesar de la creencia popular, es un producto genial. Pues bien, seas del grupo que sea, este análisis es para tí.

Qué es Detective Conan

Detective Conan nace como un manga en el año 1994 bajo la mano de Gosho Aoyama, y cuenta en la actualidad -a finales de enero de 2018- con 1026 episodios, además de 928 episodios de su adaptación al anime, 22 películas -23 en abril-, 12 OVAs, 7 historias cortas, 12 Magic Files y 7 especiales de televisión. Todo ello sin contar los videojuegos y una adaptación live-action y sus dos spin-off, aunque uno de ellos no ha sido animado todavía.
Sí, puede parecer mucho, pero de verdad que es posible empezar desde cero y ponerse al día en poco tiempo -y para prueba el seguimiento que hice en mi cuenta personal de Twitter desde enero que empecé hasta ponerme al día hace unas semanas-. Y ahora, seguramente tendrás un par de preguntas, como es normal. Iré contestando a todas las posibles, pero si queda alguna sin contestar estaré encantado de responderlas en los comentarios.

 

¿Qué hace que dediques tanto tiempo a Detective Conan?

Las grandes aventuras de Shinichi Kudō

La verdad es que podría dar muchísimas respuestas a esta misma pregunta, pero lo cierto es que no hay ningún motivo concreto más allá de decir que engancha completamente en cuanto ves unos cuantos episodios seguidos.

-Los personajes, a los que al final les acabas cogiendo bastante cariño -a todos y cada uno de ellos, porque lo bueno de que lleve tanto tiempo en emisión es que le pueden dedicar tiempo a todos-, y que son a cada cuál más carismático, sobre todo aquellos que se relacionan con la Organización de Negro.-La banda sonora, muy característica y perfectamente medida para dar una mayor profundidad a las escenas. Además, los openings y endings son, en general, una maravilla.

-La propia Organización de Negro. El hecho de que no exista un villano único, sino que sea una organización completa y de primeras desconocida, da mucho ju

ego a la hora de crear diferentes tramas y te anima a querer descubrir quién es quién, y cuál de todos ellos aparecerá para que la trama avance.

-La vuelta a la edad adulta de Conan. Desde el primer episodio, toda la trama gira en torno a esta idea, la de que Conan vuelva a ser Shinichi, y el ver cómo es una meta que está tan cerca y lejos al mismo tiempo, es un motivo más para seguir viendo cómo avanzará la historia.
El eterno misterio. Creo que este es el principal motivo por el que -al menos yo, un amante de los misterios- te engancha Detective Conan, porque cada episodio o grupo de episodios te presentan un misterio nuevo, pero al mismo tiempo tienes que resolver el gran misterio de la Organización de Negro, y es una sensación mágica.

 

¿Y Conan no crece? ¿Es como Los Simpsons, que no pasa el tiempo?

Las grandes aventuras de Shinichi Kudō

Pues sí, y también no. Conan sí que crece, aunque no suele ser definitivo. El ver a Conan convertirse de vuelta en Shinichi es uno de los principales atractivos de Detective Conan, porque es el momento en que toda su vida vuelve a la normalidad, aunque sea momentáneamente.
Sin embargo, y aunque hayan pasado más de veinte años desde que inició la historia, el tiempo sí que pasa. Concretamente, han pasado varios meses desde que Shinichi se convirtió en Conan, pero sí es cierto que el tiempo avanza más lento.

Se podría decir que, quitando el relleno (aquellos episodios creados por los estudios de animación y que no aparecen en el manga), cada caso -ojo, no cada capítulo, sino cada caso- duraría un día, o ese es el cálculo aproximado que hago yo, y que cuadra bastante bien con el número de casos que hay y de días que se supone han pasado.

De lo que queda claro es que las aventuras de Conan son increíbles, divertidas y atrayentes, aunque nuestro protagonista no levante mas de dos palmos de tierra.

¿Puedo ver algo sin ver el resto? ¿Hay muchas diferencias entre el manga y el anime?

He decidido unir estas dos preguntas en una, yes que a ambas se les puede dar casi la misma respuesta. Tanto anime como manga son intercambiables entre sí, ya que todos los casos del manga se acaban adaptando al anime, aunque en algunos casos sean ordenados de forma diferente. Respecto de las OVAs y Especiales, ninguno de ellos interfiere en la historia de ninguna de las dos, porque son historias alternativas, aunque es bastante recomendable haber visto anime o manga para disfrutarlos más.

Las películas y los Magic Files son otro tema. Aunque, al igual que OVAs y Especiales, no forman parte de la propia historia, en el comienzo de todas las películas se hace un resumen con los hechos importantes de Detective Conan que se deban conocer para ver y entender la película, aunque si lo llevas al día la experiencia es algo mejor. Los Magic Files, en cambio, son pequeños especiales que anticipan algunas de las películas, por lo que siguen la misma norma.

 

Conclusiones

Detective Conan es un producto que, a pesar de su longevidad, tiene mucha más miga de lo que parece, y debería tener un mayor reconocimiento -o, al menos, conocimiento- del que tiene en la actualidad, gracias a todos los puntos que se han mencionado arriba. ¿Y tú, le vas a dar una oportunidad?

, , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.