El reinado de Los Kamiuta

 Capitulo 3

EL REGNADO EN EL PLANETA KANESON

El templo

Llegaron al templo sanos y salvos cogiendo un atajo, bordeando el rio. Los guardianes que aguardaban el templo en cuanto les vieron llegar les abrieron las puertas dejándolos entrar.

Sus hermanos ensayaban lucha en el patio y su hermana menor levitaba con los ojos cerrados emitiendo una esfera de luz violeta a su alrededor. Los tres entraron al comedor.

Isume: -Yo haré té, me voy a la cocina.-

Anatari: -Papa, siento haberme ido sola tan temprano,sin avisarte  presentía que algo no iba bien y ..-

Nori: -Ah, no pasa nada. Me imaginaba que al final saldrías, me dijiste que viste alguien extraño cerca de nuestra zona ¿has encontrado algo ?-

Anatari sonrió:- Sí, he encontrado unas señales naranjas en algunos árboles por el bosque aleatoriamente y vi un cadáver de un zorro cerca del rio. Estamos rodeados de cazadores …esto apesta-

Nori: -Sí, hemos de poner remedio, y he encontrado la solución. Anatari, pequeña, necesito, que mañana por la mañana me acompañes a la ciudad.-

Anatari: -¿Por qué? ¿qué ocurre?-

Nori: -Es un asunto delicado, he de hacer una visita a su alteza en su castillo y quiero que tu vengas conmigo.-

Anatari frunció el ceño, le pareció una petición un tanto rara. -¿para que es esa visita?-

Nori: -nada cariño, es solo una visita – dijo quitandole importáncia.

-Lo único que te pido es que seas amable con su majestad y con todos.-

– Mi niña..-suspiró y la abrazó con fuerza.

Se sorprendió que la abrazara así de repente :-Papá.. en serio ¿ocurre algo?..-

Nori: -Nada- pone el kimono de tu madre para mañana..-

Anatari se apartó un poco :-Exijo saber que me estás ocultando!-dijo con molestia

Nori: – ¡Cálmate! No es fácil de explicar-

Anatari: -¿Por qué?, tu me ensañaste que todo se puede decir. ¿no? Pues…adelante, no me enfadaré-

Nori: -¿Me lo prometes?-

Anatari: -Sí, te lo prometo-

Nori: -Esta bien, su alteza ha pedido tu mano..-

Anatari: ¿Qué?.. ¡¡no!!, ¡pero que se ha creído! No pienso ir, ¡y lo sabes!-

Nori: -No es una opción Anatari, ya debes desposarte y el es lo mejor para tí y para todos..-

Anatari: -¡¿Para mí?!, ¡¿o para ti?!-estaba furiosa como podía haberla vendido.

Nori: -Escucha, Anatari, si nos quedamos aquí, o en cualquier sitio del bosque moriremos.. Y yo estoy viejo, para protegeros toda la vida..-

Anatari: Y ¿Es necesario que yo lleve todo el peso de la familia?-

Anatari: -¡Me prometiste que estaríamos juntos! ¡Que encontraríamos otras alternativas!-

Su padre se aguantaba las ganas de empezar una guerra verbal contra ella, pero por dentro se moría de pena, sabía que dejarla en manos de un desconocido era un riesgo muy alto, pero sabía lo que se hacía.

Apretó los puños y dio un golpe en la pared dejando una marca, de espaldas a ella le dijo .-Hazlo por mí, por favor…-dijo con amabilidad.

Se pasó la mano por el  rostro:-Necesitamos protección real. Se avecinan tiempos difíciles-se giró mirándola.

-Eres la única de mis hijas que salió con pelaje blanco y que puede hacerse pasar por una Surime.-

-Si encandilas al emperador, no tendremos que vagar sin rumbo por estas tierras.-

Anatari: -Ahora… lo entiendo. Aceptaré…espero que salga bien-

Nori: -Saldrá. Sé valiente, te iré informando de todo- se abrazaron con fuerza.

 

 

 

, , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.