la-novia-gitana-portada

La novela negra alcanza el best-seller con la trilogía de La novia gitana

Hoy os reseñamos una de las trilogías con más éxito de los últimos tiempos. Englobaremos los tres tomos en un solo comentario, aunque es bien cierto que gozan de su argumento bien diferenciado, los personajes son los mismos. La trilogía de La novia gitana está protagonizado por la inspectora Elena Blanco, el subinspector Ángel Zárate, y los compañeros de la Brigada de Análisis de Casos (BAC)

Elena Blanco es una excelente inspectora, cumple el cliché de persona solitaria amante de un licor determinado y una rutina estrafalaria; como lo son sus visitas al karaoke para entonar canciones de Mina Mazzini o practicar sexo en un buen vehículo. Policía dura y solitaria con un interior vulnerable. Un personaje bien elaborado que logra captar la empatía del lector, con el que se congracia rápidamente.

La novia gitana

La trilogía arranca con La novia gitana. Susana Macaya, de padre gitano y madre paya, ha sido educada como esta última. Una noche, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. Su cadáver aparece dos días después en el madrileño barrio de Carabanchel.

La premisa del relato es muy original, llena de grandes momentos en los que se nos fueron presentando y fuimos conociendo a los compañeros de trabajo de la inspectora Blanco: Zárate, Chesca, Orduño y Mariajo.

No estamos ante un homicidio normal y la BAC lo sabe. Susana ha sido torturada de una forma inimaginable (y explícita) pero su hermana Lara pasó por lo mismo siete años atrás. Su asesino está cumpliendo condena, por lo que no es posible que matase a Susana. ¿Es un imitador? ¿El asesino de Lara es inocente?

La red púrpura

El segundo volumen de la trilogía de La novia gitana supera a su predecesor. La red púrpura arranca fuerte. El cierre del volumen anterior ya nos dejó algún indicio de por dónde se desarrollaría la trama, que se adentra mucho más en Elena Blanco en la parte más vulnerable e íntima.

Recorreremos la red oscura, visionaremos películas snuff, de la mano de Carmen Mola, que narra los hechos con crudeza y con toda la violencia que le permiten los actos de sus personajes.

Resulta increíble lo que consigue Carmen Mola con la segunda parte. Una novela muy superior a la primera, tanto en calidad argumental como en crueldad. La narración no es tan brutalmente explícita en sus descripciones de actos violentos como La novia gitana; lo que no quiere decir que no lo sea en absoluto; pero el poso que deja es mucho más duro.

Los personajes pagarán un alto peaje por resolver el caso, de un sadismo sumo, y tendrán que aprender a vivir con las secuelas del mismo si quieren hacer bien su trabajo en el futuro.

Una obra que alcanza los requisitos de novela negra y que conquistará a los amantes del género.

La nena

La nena pone punto y final a la trilogía con un final sorprendente y una trama especialmente sangrienta. Protagonizada por la BAC, la anónima autora nos vuelve a arrastrar a lo mezquino, al maltrato, la crueldad, la violencia. En definitiva, a lo inhumano.

Con el tercer tomo en la mano, podemos tener la falsa impresión de que Carmen Mola no es capaz de ir a más. No hay líneas que no pueda cruzar. La red púrpura es un libro duro, La nena es desgarrador. Los personajes se sumergen en el horror más absoluto y ponen a prueba sus límites. Y no es un decir. De hecho, de esta forma se publicita la novela: «Sin límites«.

Esta vez la atención se pondrá en Chesca, una de las agentes de la BAC, de la que descubriremos secretos oscuros y arrasaremos con su intimidad.

La nena nos ofrece una trama de vértigo, páginas llenas de acción en la que cada acto cuenta. No hay paja que separar, no hay descanso, queremos saber más y, a pesar de su envergadura, no se hace pesado, su salvajismo te impulsa a leer frenéticamente.

De los tres libros que componen la trilogía de La novia gitana, considero que este es el que rezuma más crueldad física. Carmen Mola nos demuestra que aún es posible innovar en el género de la novela negra.

Y a todo esto ¿Quién está detrás del nombre de Carmen Mola?

la-novia-gitana-3

Valoración

Carmen Mola es considerada ya la Elena Ferrante española, aunque el parecido se limita al éxito literario y al anonimato. Su forma de escribir y el género al que se dedican son completamente diferentes.

Todo lo que se sabe de la autora es pura especulación. Se dice que es mujer, madre de tres hijos y poco más. Pero, realmente ¿Importa? Lo verdaderamente importante son sus libros, y son adictivos.

En el caso de que os guste la novela negra, las tramas policiales, jugar a desentrañar la tela de araña y hallar al asesino; resulta la trilogía ideal. Los hechos descritos son brutales, crueles y crudos y Mola no se corta a la hora de narrar.

Esta trilogía tiene la capacidad de encajarte en la encrucijada de recomendarlo o no. Desde la página del índice de La novia gitana rezuma calidad, aunque lanzarte a recomendar un libro a alguien que no sea un adepto de la novela negra podría ser arriesgado.

La autora demuestra conocimientos del funcionamiento de los cuerpos policiales, del modo en el que se desenvuelve una investigación o al menos sabe describirlo con gran verosimilitud para el común de los mortales.

Me ha encantando la forma de adentrarse y de describir lo que sucede en la mente de los asesinos o de personas violentas y crueles. Especialmente porque a lo largo de la trama son capaces de mostrarse con normalidad para sorprendernos después.

La novia gitana es una trilogía que merece la pena si os gusta el género negro. Carmen Mola nos vapulea, nos deja devastados, pero es que esa es la función de la novela negra extrema. Y es una auténtica maestra.

Si te gusta la literatura puedes leer más reseñas pinchando aquí



, , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.