Vamos a empezar primero dejando por aquí el Gameplay, porque este análisis se las trae.

 

FINAL FIGHT

Después del éxito que supuso Street Fighter (en Estados Unidos más que en Japón, que pasó un poco desapercibido), Yoshiki Okamoto se encargó de su secuela, pero decidió ir más allá del uno contra uno. Por aquel entonces, juegos como Renegade o Double Dragon inundaban los salones recreativos, se trataba de juegos de lucha callejera (también llamados beat’em up o brawler). Se inspiró en dichos juegos para crear lo que inicialmente sería la secuela de Street Fighter, por lo que se llamó Street Fighter ’89.

 

Street Fighter 89. FINAL FIGHT

Finalmente decidieron que este juego no era la secuela del juego de combate uno contra uno, así que le cambiaron el nombre a Final Fight unas semanas antes de su lanzamiento: diciembre de 1989, dejando libre la secuela de Street Fighter para, un par de años más tarde, sacar la verdadera secuela: el famoso Street Fighter II. Final Fight fue un rotundo éxito, quien no ha jugado nunca a esa maravillosa máquina recreativa. Para mí, uno de los mejores juegos de toda la historia, que todavía a día de hoy, juego en mi Super Nintendo o en el MAME.

Final Fight narra la historia de una pequeña ciudad llamada MetroCity, la peor ciudad para vivir, llena de corrupción y violencia, bajo la influencia de la banda Mad Gear. Lo único bueno de esta ciudad es su alcalde: Mike Haggar, un retirado luchador de lucha libre. La historia empieza cuando raptan a la hija del alcalde Haggar para chantajearle. Este, no acepta el chantaje y decide ir al rescate, no sin antes reclutar a dos amigos y expertos luchadores: Cody Travers (novio de Jessica, la hija raptada, y experto luchador) y el ninja Guy (amigo de Cody y Haggar), deciden ir al rescate. Una historia calcada de Double Dragon, por cierto.

 

 

Recorreremos toda la ciudad de Metro City dando ostias a todo lo que se mueva, pasando por el metro, bares, una fábrica industrial, un ring, o un parque, son algunos de los lugares. Haciendo uso de todo tipo de armas (tuberías, cuchillos, espadas, etc.) y de las técnicas de cada personaje (cada uno tiene las suyas, junto con unas características distintas entre ellos). Nos enfrentamos con distintos enemigos de fase: Damnd, Sodom, Abigail, para enfrentarnos al enemigo final Belger, un tipo sentado en una silla de ruedas cargado con una ballesta.

   

 

Aparecen, al igual que en Street Fighter, fases de bonus (teníamos que destrozar un coche a mamporrazos para sumar puntos, una fase que posteriormente “calcaron” para Street Fighter II).

 

Dotado de unos gráficos buenísimos para la época (Sprites enormes y muy bien animados), una ambientación de la ciudad salida de una peli, una música digna (buenas melodías) y un sonido espectacular (parece que aún retumba en mis oídos el: Yeeaaaaaa de Haggar al inicio de la aventura). Divertidísimo como los anteriormente mencionados Renegade y Double Dragon, pero dotado de una mayor jugabilidad, variedad y tamaño de los personajes. Por eso estamos ante uno de los mejores juegos beat’em up de todos los tiempos (para mi, el mejor)

 

Versiones:

El juego fue versionado para la mayoría de los ordenadores de esa época: Amstrad, Commodore, Spectrum, Atari y Amiga

Amstrad Final Fight

 

Super Nintendo (1991)

Excelente versión, muy fiel a la recreativa, si no le hubiesen quitado a Guy, un nivel y la opción para dos jugadores, una pena. La verdad, todavía no se sabe porqué lo hicieron, ya que no fue por capacidades técnicas de la consola. Aún así, fue un juegazo que tuvo un gran éxito igualmente, aunque, eso sí, un poco descafeinado.

Apareció también una segunda versión para Super Nintendo, llamada Final Fight Guy, donde intentaron corregir el hecho de hacer desaparecer a Guy, pero lo único que hicieron fue cambiar a Cody por Guy, ya que el juego seguía sin poderse jugar a dobles.

 

NES (1993)

En la versión de NES, por limitaciones técnicas, Capcom hizo una versión “especial” reduciendo y adaptándolo a las capacidades técnicas de la consola y haciendo una “parodia” de su propio juego, por eso le llamaron Mighty Final Fight. Se convirtió en el mejor juego beat’em up de NES (mejor incluso que el fantástico Double Dragon II).

 

Mega CD (1993)

Fue, sin ningún tipo de duda, la mejor conversión que hicieron de la máquina Arcade.

 

Game Boy Advance (2001)

Estos últimos años ha sido re-versionado para Game Boy Advance bajo el nombre de Final Fight One. Una buena conversión del original que, como cualquier Final Fight, fue un éxito.

 

FINAL FIGHT 2

Dos años más tarde, en 1993, Capcom lanzó la secuela exclusivamente para Super Nintendo. Un poco para eliminar el mal sabor de boca que dejó la conversión del original para dicha consola. En esta ocasión sí se incluyó el tan ansiado modo para dos jugadores, seguía las pautas y la mecánica marcadas por el Final Fight original: sprites enormes, personajes con carisma y bien animados, una buena ambientación, etc.

 

   

 

El juego fue un éxito, con mucha calidad, aunque fue comparado con Streets of Rage de Megadrive (otro juego muy bueno, que apareció por esa época y que también cosechó muchos éxitos). Aunque para mi gusto prefiero Final Fight.

 

FINAL FIGHT 3

Nuevamente, Super Nintendo fue la afortunada en recibir la que sería la última de las entregas en el año 1995. Uno de los últimos juegos En esta ocasión innovaron un poco e incluyeron un sistema de combos para los personajes (algo parecido apareció también en Streets of Rage 3). Se incluyó una barra de potencia para ejecutar Super movimientos (y espectaculares) cuando la cargamos.

Repitió Haggar (con una coleta muy mona), volvió Guy, e incluyeron dos personajes nuevos: Dean y Lucía (una policía muy sexy).

 

 

 

Estamos, ante uno de los mejores beat’em up de toda la historia. Lo tiene todo: gráficos, animaciones, sonido, jugabilidad, diversión, duración, etc.

 

FINAL FIGHT REVENGE (1998)

En esta entrega, cambiaron la mecánica del juego al tipo uno contra uno (al más puro estilo Street Fighter, pues por esos tiempos era la moda, habiendo al mercado juegos como los fantásticos King of Fighters 1996, 1998,.., la saga Street Fighter Alpha (de la propia Capcom), Rival Schools (también de Capcom e infinitamente mejor que este Final Fight Revenge) o la nueva modalidad que se introducía: los Crossover (Marvel vs Street Fighter, Marvel vs Capcom, etc.) o la saga Tekken (pues en el mismo año apareció Tekken 3).

 

Fue lanzado para la placa Titán de Sega y para la Saturn y no llegó a alcanzar el éxito deseado (pues no había color con la recreativa de Tekken 3). Los gráficos eran 3D aunque el control de los personajes era en 2D, con unos gráficos muy pobres (se veían mucho los polígonos, recordaba un poco a los primeros Virtua Fighters).

 

 

Lo único bueno que tenía eran los personajes, la mayoría rescatados del Final Fight original y se podía usar las típicas armas (cuchillos, tuberías o bates, barriles, pistolas, etc.) en el combate.

 

FINAL FIGHT STREETWISE (2006)

Fue la última aparición de Final Fight, un intento de adaptarse a los nuevos entornos 3D. Apareció únicamente para Playstation 2 y Xbox. Y aunque no estaba mal, pasó muy desapercibido, en parte porque esta no era la época de los beat’em ups.

 

El juego transcurría en una ciudad donde tenías que ir preguntando a gente para ir avanzando, entrenar en el gimnasio para aprender nuevos movimientos, unos mini juegos y claro está, pelear. Se hacía un poco raro jugar a un Final Fight perdiendo más tiempo hablando con la gente del pueblo que pegando ostias. Y nuevamente, el juego era solo para un jugador.

 

La historia empezaba con Kyle Travers (hermano de Cody) que debe ir en busca de su hermano que lo han secuestrado. En el transcurso de la aventura aparecen personajes conocidos como Haggar (dejó su cargo de alcalde para montarse un gimnasio) o Guy (ahora es el líder de una banda de un barrio en Japón) que te ayudarán a resolver los misterios para salvar a tu hermano.

 

El sistema de lucha (aunque permitía bloquear los ataques) resulta anticuado y más bien malo. Los gráficos no eran malos, pero nada detallistas y muy oscuros. Los movimientos no estaban del todo mal y los sonidos cumplían (no más). Quizá la peor parte se la llevaba la dificultad (a medida que avanzabas era tremendamente difícil). Un juego, que solo conserva el nombre y la aparición de los personajes originales, pero que no es digno de llevar dicho nombre. Soso, aburrido y nada divertido, una verdadera pena, la verdad, que uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos acabe así.

 

, , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario