Un breve repaso a videojuegos Disney que marcaron una época

En la historia de los videojuegos hubo una época donde un título de Disney era sinónimo de éxito. Esa época se conoce como la »época dorada de Disney» que empieza a finales de los ochenta con títulos famosos como Ducktales para la famosa Nintendo Entertainment System entre otros. Para muchas personas y aficionados a los videojuegos estas entregas no son solo obras de arte, sino parte de nuestra infancia.


Los videojuegos Disney seguramente hayan iniciado a más de uno en el apasionante mundo gamer atrapándonos con sus divertidas aventuras y sus dinámicas sencillas que poco a poco nos iban instando a investigar otros títulos diferentes como Crash Bandicoot o Spyro.


Disney siempre ha sido confiable a la hora de entretener a los niños dando actualmente una generación de nostálgicos que echamos de menos aventuras como las de antes. La edad de los videojuegos Disney ya ha muerto, pero siempre nos quedará ese magnifico recorrido a nuestras espaldas que vamos a volver a recorrer a continuación:

Castle of Illusion

Allá 1990 salía este título de gran calidad para Mega Drive o Master System entre otras, que en 2013 contaría con un remake aún más increíble si cabe.
Bajo la piel de Mickey teníamos que rescatar a Minnie de la malvada bruja Mizrabel, una premisa sencilla que funcionaba gracias a sus escenarios detallados y encantadores, sus divertidas mecánicas de juego y su atmósfera fantástica.


En aquel momento supuso una revolución por el detallismo con el que contaba y sus animaciones innovadoras, pero es que el remake no se queda atrás creando una maravilla gráfica y visual llena de color y de magia.
El género de plataformas le debe mucho a este juego de 16 bits, siendo posiblemente una de sus joyas que mejor ha envejecido.


Además, su secuela, World of Illusion, fue también innovadora por el elemento multijugador y la cooperación, siendo los protagonistas Mickey y Donald en una aventura independiente de cualquier éxito cinematográfico.

Aladdín

Considerado como el mejor juego para Mega Drive, también es considerado como un ejemplo del máximo potencial de la consola.

Es un juego de plataformas tradicional que sigue el argumento de la película, pero que cuenta con cantidad de detalles que lo hacen especial, como el uso del color. En este juego se encontró la técnica »Digicel» que permite digitalizar las imágenes de los dibujos originales de la película.

La banda sonora destaca, puesto que es la original de la película adaptada a la consola y además también destacó en efectos de sonido. Tanto fue su éxito que actualmente tanto este juego como el de El Rey León lo podemos encontrar para Ps4.

Curiosidad: En el nivel Sultan’s Dungeon si subes a una de las plataformas móviles verás al cangrejo Sebastian en la pared.

El Rey León

Las aventuras de Simba se plasmaron en esta maravilla de juego de la mano de Westwood Studios que consiguió que el juego fuera gráficamente y a nivel de movimientos toda una revolución para la época. Ademas, la banda sonora con mucho peso en la película fue incluida en el juego dotando de emotividad la obra.

Una de las marcas características del juego fue la inclusión del scroll frontal en el nivel de la estampida, algo que luego sería común en juegos como Crash Bandicoot.

El juego era largo y complicado según en qué fases y podía flaquear en detallismo en algún nivel en concreto, pero se posicionó como uno de los mejores videojuegos de nuestra historia con muchos méritos.

El cambio de la infancia a la edad adulta es común en los juegos Disney como en Tarzán o en La Sirenita, sin embargo este fue el primero en añadir el crecimiento del personaje. Durante los seis primeros niveles seremos Simba cachorro, mientras que en los cuatro finales (el juego consta de diez niveles) seremos el Simba adulto que todos conocemos.

Esto no fue solo simple imagen, sino que también se añadió un cambio en las habilidades del personaje, algo único hasta la fecha. Encontramos tres niveles de dificultad y dos minijuegos donde se incluyen a Timón y Pumba para amenizar la aventura.

Sin duda parte del éxito del juego está ligado al film, pero no podemos dudar que se hizo un juego a la altura de las expectativas.

102 Dálmatas

Si existe un juego Disney que destaque por ser entretenido seguramente sea 102 Dálmatas, un juego que proporciona horas y horas de diversión. Gráficamente no es de lo mejor y sus dinámicas son simples, pero destaca por la cantidad de minijuegos que encontramos, además de un montón de niveles totalmente distintos entre sí como un castillo, una feria, una granja o el centro de Londres.

Cada nivel además cuenta con un montón de actividades secundarias como encontrar todos los cachorros, los huesos o activar las trampas para encerrar a los villanos que te buscan, y cada actividad complementaria te dará una pegatina para el álbum donde se coleccionan aportando otro elemento más de colección.

En cuanto a los minijuegos encontramos el minigolf, laberintos, las damas, etc, todo super completo que complementa al juego principal. En definitiva, es un juego pensado para entretener, cada nivel es largo y lleno de sorpresas, cuenta con humor y es perfecto para el público infantil.

Curiosidad: En el Festiva de Hielo Crystal te invita a la pista avanzada si completas las dos pistas iniciales, sin embargo nunca se llega a ver seguramente por una modificación del nivel.

Hércules

Muchos estarán de acuerdo en que este juego ha acompañado su infancia, pero incluso después de ella el juego sigue teniendo muchísimos fans. Recordado por su dificultad este título vio la luz en 1997 para Play 1 de la mano de Disney Interactive, Virgin y Sony.

Fue gracias a Sony y su sistema Playback de la 32 bits de estos que se pudieron incluir las escenas directas de la película entre el cambio de fase para acompañar el avance de la historia que seguía la de la película original, así como alguna de las escenas musicales más famosas como »Zero To Hero».

El juego combina el 2D con fases en 3D, pero si algo llama la atención de éste juego es la entrada y salida a diferentes planos por el mapa, algo que se conoce como Z-Depht.

Hércules seguramente fue uno de los últimos juegos de plataformas de Disney que contaba con el tinte de sus predecesores y que marcó el cambio de una era en los videojuegos de la compañía. ¿Quién recuerda la frase »Herzozumo»?

Tarzán

Toda producción de Disney venía acompañada de su videojuego y seguramente Tarzán fue la última joya que pudimos disfrutar antes de que la compañía cambiara su rumbo en cuanto al sector de los videojuegos se refiere. De nuevo, siguiendo la línea argumental de la película vivimos las aventuras de Tarzán desde su infancia hasta la madurez dividiendo el juego precisamente en estas dos etapas: infancia y edad adulta.


La mecánica del juego se engloba dentro de los plataformas 2D, donde avanzamos derrotando enemigos y obteniendo objetos que nos son útiles y resolviendo algún puzzle, una fórmula comúnmente empleada pero que da resultados. Encontramos bastantes recursos a nuestra disposición como los plátanos para recuperar vida o las frutas que dependiendo del color son más escasas y tienen efectos más poderosos.

De la misma manera que en su compañero Hércules, encontraremos letras con nuestro nombre que habrá que ir encontrando para obtener una escena adicional de forma extra y también los bocetos de un simio que nos recompensará con un nivel adicional.

Y hasta aquí el artículo, espero que os haya gustado. ¿Hay algún fan de los juegos Disney por aquí?

, , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.