jorge m fontana portada

Todos los entresijos sobre la dirección del largometraje Boi

En esta nueva entrevista nos encontramos con Jorge M. Fontana, director de la historia y del relato de Boi, una película que nos trasladan a un trasfondo un tanto peculiar y de las vivencias que nos narra sobre su protagonista, interpretado por Bernat Quintana. También nos detalla matices, y detalles desconocidos sobre influencias y perspectivas.

 

¿Cómo fue tu experiencia escribiendo y dirigiendo Boi?

Me remonto al origen. Un amigo dirige una revista en Barcelona llamada  Apartamento Magazine, y me propuso hace cuatro o cinco años escribir un relato corto, donde un lugar es el protagonista. Paralelamente tenía un guion de un largometraje que no estaba avanzando en temas de producción. La reacción sobre el relato gusto a la gente. Y me creo la duda sobre que podía salir de esto. Me tome la libertad sobre el texto, y surgió todo naturalmente.

 

Dijiste sobre la película que Boi nace de una ambición personal, donde encontrar lo extraordinario de lo ordinario. ¿Podrías hablarnos sobre esa ambición personal, cuánto hay de Jorge Fontana en la película?

Siempre me remito en Boi el personaje, al final es la perspectiva de esta película, todo lo vamos a ver a través de él, me fascinan los procesos creativos de la gente, como afronta la realidad alguien. Es algo muy interesante para mí, a partir de ahí comienzas a ver cuál es la visión artística de este personaje. Encontrar esos entresijos en el día a día, y darle ese punto extraordinario. Boi lidia con la realidad, y la va transformando.

 

En la película, los pasajeros de Boi, acaban metiéndose en su conciencia, ¿cómo crees que influencian al personaje?

Hay un punto de incomunicación con la que yo quería rodear a Boi, por ejemplo con Ana, su perra, o su tía,  que es lo que precede a lo que luego ocurrirá con sus clientes asiáticos. A través de esto, salen a flote las emociones más puras, de esa responsabilidad de tenerlos.

 

¿Cuáles fueron tus fuentes de inspiración a la hora de realizar la película de Boi?

Han habido dos referencias, por ejemplo, Besos robados, y el disco Pet sons de The Beach Boys, son dos obras que las he tenido siempre muy cerca, sobre todo el disco, porque era un homenaje a la adolescencia, y para mi Boi, es un adolescente crónico. En cuanto a Besos robados, por la referencia a ese personaje, con un carácter atemporal. Es una película que me tenía obsesionado, que la veía cada seis meses, durante la creación de Boi. La veía, la volvía a ver y observaba pasos que creía que había olvidado y que estaban ahí. También tiene elementos de thriller, como Collateral. También David Lynch se cuela mucho. Sin haberlo tenido muy presente especialmente pero sí que ha influido.

 

La película tiene un ambiente nocturno, urbano y muy logrado. ¿Cómo fue la elección en cuanto a la música y la banda sonora?

Toda esta compuesta por El Gincho. Toda es de él, salvo la canción de Mark Cunningham del club privado, del trompetista. Después, cosas muy mínimas de radio, y la de la escena final es de El Gincho, pero es algo de ámbito caso personal, y me la guarde para cerrar la película. Para mi cerraba bien la historia. Acepto hace dos años, y ha sido siempre muy generoso.

 

Alguna vez has comentado, que el film es una comedia como triste, y quería que nos detallaras un poco esto.

Esto viene de un ideario que expuse hace 3 o 4 años sobre la película, aunque sigue vigente a día de hoy. Yo lo trataría como la paleta que sigue el guion de la historia. Sueñas tanto con la película y la proyectas tanto en tu mente, ya que eso ocurría en mi cabeza continuamente. Al final con una película puedes hacer un “greatest hits” de tu vida. Al final te quedas con esos puntos, y se construye a través de lo alegre y lo triste. Una manera de jugar con el personaje era transmitir esos sentimientos. Si la película si la abres, siempre está jugando de cosas divertidas. Ese concepto alegre-triste que a mí me sirvió como para mostrar todo eso.

 

¿Nos puedes contar alguna anécdota curiosa que haya ocurrido durante el rodaje?

Hay un actor que se llama David Sust, es un actor que apareció en varias películas en los 90, y desapareció. Fue un actor revelación en aquella época. Nadie sabía nada de él. Y yo debido a una historia que no voy a contar, lo conocí, y ha vuelto, a través de una escena, en el wc del club privado. Es una persona muy misteriosa. Es un papel pequeño pero me hacía ilusión. Producción le llamo para comenzar a cuadrar fechas, y David les decía que no conocía todavía el guión. Hable con él, y me dijo que quería hacerlo. Volvió a llamarle producción para preparar el rodaje y contestaba de nuevo que no le había dado tiempo aun. Al final quedando una semana se solucionó. Es lo que ocurre a veces con los rodajes, que todo responde a un plan. La cuestión es que hasta el último día no se aclaró el tema, y todo esto genero un caos, por ser una escena en una localización que dependía de él.

 

¿Hay alguna influencia literaria a la hora del montaje, ya que la película se encuentra fragmentada en actos?

Si, era más que necesario, al querer transmitir esta perspectiva en Boi, para poder ser fiel a él y a su proceso, y la literatura se tenía que ir colando, de la manera explícita, con este libro que él lee. Hay referencias muy claras, un símbolo de una novela de Thomas Pynchon, que le viene un chofer con la teoría conspiratoria. Esto aparece en su novela de La subasta del lote 49. De ahí se sacan apuntes para saber qué es lo que le interesa a Boi. El postmodernirmo de Pynchon está plasmado y su locura esquizofrénica puede tener algo en la base de algunos de los personajes de Boi. Si alguien lee la novela podrá ver que se parece al relato de Boi. También John Kennedy Toole, el escritor de La conjura de los necios, con ese humor tan subrealista. Me inspiro también en parte a través de su obra.

 

¿Piensas que ha sido un buen casting el de la película, y que se adaptado bien a los personajes que habías creado?

Con Bernat no tengo dudas, de que era él. Hay decisiones que te la puedes jugar, pero con Bernat estaba decidiendo el fracaso o el éxito de la película. Desde esa primera escena teníamos que confiar en él, y si alguien con congenia con él, es complicado ya que es el conductor de la historia. Su elección en el casting creo que fue una de las decisiones más importantes de la película. Y luego, al tener esta atmósfera la historia, no quería teatralizar en exceso el relato, y trabajar con caras no tan conocidas a veces ayuda conseguir esto. Por comentar algo, la mujer que aparece en un momento es mi propia abuela, adema de otros personajes que no son actores profesionales. Y contar con Macarena Gómez es muy importante, o la voz de José Sacristán o Paul Lopez.

 

¿Qué es para ti Simon?

Tal y como lo cuentan ellos, es alguien que les puede cambiar la vida, aunque no lo veamos, Simon al final es el tiburón de la película, está por ahí pero nunca lo vemos. Para mi Simon está representado simbólicamente en el fuego y esta fuerza transformadora. Boi comienza a perseguirlo y empieza a tener un magnetismo hacia él.

 

¿Qué destacarías de Boi?

Pese a la peculiaridad del personaje, con esos monólogos personales, esta naturalidad que tiene, lo que más me gusta es su torpeza, que se representa de una manera constante en la película. Hay algo en su naturaleza que se le va. Como él hay muchos, y me gusta ese punto anacrónico que tiene.

, , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.