neo-geo

NEO GEO jugaba en otra liga

Es de justicia reconocer que en la gran lucha que mantuvieron Sega y Nintendo, siempre hubo un tercer nombre en discordia que se mantuvo al margen por varias razones y que de alguna forma jugaba en otra liga, como hemos querido reflejar en el título de este artículo. Y es que no podemos darle la espalda a esa gran compañía que fue (y esperamos que siga siendo) SNK de ninguna de las maneras, por mucho que tuviera su auge en la década de los noventa y desde entonces ande un poco desaparecida y por mucho que la NEO GEO (su gran consola de videojuegos insignia) saliera ya demasiado tarde como para considerarse un producto competitivo.

Para mí, y siempre bajo mi humilde opinión, la NEO GEO siempre será una máquina que encarna a la perfección el espíritu de los noventa, pero al mismo tiempo mentiría si no dijera que también comparte no pocos elementos del código genético de los ochenta. A saber: jugabilidad típicamente arcade, gráficos exuberantes, adicción en estado puro y un espíritu descarado, fresco y atrevido que siempre nos trae buenas sensaciones y nos retrotrae a aquellas interminables y siempre soleadas tardes de verano, en las que todo era diversión y en las que llegamos a creer que aquello nunca tendría final.

Como digo, la NEO GEO de SNK fue una grandísima consola que no llegó a suponer ningún obstáculo para nadie, porque efectivamente jugaba en una división superior a las demás, la que está considerada como el Rolls Royce de las consolas tuvo en su altísimo precio aquí en España, y en su limitada distribución, unas de sus más importantes trabas a la hora de alzarse con el título de reina de las consolas, algo a lo que, a decir verdad, jamás llegó ni tan siquiera a aspirar.

A pesar de que salió en Japón a finales de los ochenta, aquí en España no supimos de ella hasta unos años más tarde. Lo mismo podría decirse de otras consolas como la Turbo Grafx (más conocida como PC Engine en su país de origen, Japón), pero a diferencia de ésta y quizá otras consolas de la época  que no corrieron tanta suerte, la Neo Geo sí que marcó una gran diferencia con el resto de competidoras y sí que gozó de una amplia cobertura mediática y de un gran calado entre los aficionados de nuestro país, y es que su bestial potencia y la tremenda calidad de sus juegos (muy a pesar de su elevadísimo precio, como ya hemos comentado anteriormente) la convirtieron, aunque comercialmente a mucha distancia de las dos grandes, en la única alternativa real a Sega y Nintendo.

Digámoslo alto y claro: tan solo su precio elitista y prohibitivo impidió que la Neo Geo se convirtiera en la consola más vendida de la generación de los 16 bits que ya se dejaba entrever en el horizonte a finales de los ochenta. Recoge además de manera perfecta el testigo de una década, en este caso la de los ochenta, para llevarlo hasta nuevos horizontes de grandeza en una nueva, la de los noventa, por lo que de alguna manera sirve de puente y de perfecta conexión entre la transición de una década a otra.

 Para hablar en profundidad de NEO GEO contamos con la presencia aquí en Mentero.es de alguien a quien admiro como persona y como profesional, con quien comparto no pocos puntos de vista y que con el tiempo me ha demostrado con hechos  que es un verdadero amigo. Es un honor tener con nosotros aquí hoy a Carlos Forcada, de MeriStation.

Todo un entendido, coleccionista y apasionado de la Neo Geo, la tercera en discordia. Seguramente todos conocéis MeriStation, uno de los mejores medios online de cuantos se han lanzado en la última década en torno al mundo de los videojuegos, y seguramente muchos habréis leído sus reviews y sus geniales artículos. Si no lo habéis hecho aún ya estáis tardando. Para hablarnos de la Neo Geo, de sus juegos, de su legado, sus características técnicas y de porqué compitió aparte tenemos con nosotros a Carlos. Escuchadle y leedle con atención…

Entrevista a Carlos Forcada

– Carlos, muchas gracias por estar hoy aquí, especialmente porque sé que eres un profesional muy ocupado. Como miembro de la plantilla de Meristation y como aficionado a NEO GEO, mi primera pregunta no podría ser otra: ¿Todavía veis a la Neo Geo como a la Rolls Royce de las consolas de su época?… ¿Ha envejecido bien?..

– Con Neo Geo hay cosas que jamás cambiarán para los que jugamos en su día con esos juegos, incluso aunque no tuviésemos la suerte de poseer la consola en su época. Desde luego, lo del Rolls Royce de las consolas se lo sigo aplicando: es mucha diferencia técnica la que tenía con las demás máquinas de su momento, sobre todo por la capacidad de los juegos que le daba ese tamaño de los cartuchos tan descomunal. Creo que esa sensación de maravillarnos simplemente mirando las letras de la BIOS de Neo Geo no va a desaparecer nunca para muchas personas entre las que me encuentro. Desde luego, si pienso en las consolas de finales de los ochenta y primer lustro de los noventa, sigue siendo Neo Geo la que está a la vanguardia técnica y eso no va a cambiar ya, obviamente.

Sobre si ha envejecido bien, pienso que es un tema en el empezamos a ver las cosas con otra perspectiva. Creo que para el público general de hoy día ha habido un cierto proceso de devaluación de lo que significó esta consola, y tal cosa se ha debido al exceso de reediciones. Es verdad que esa venta por fascículos se centra casi en exclusiva en las series Metal Slug y King of Fighters, pero pienso que se ha abusado de esos juegos, lo que ha hecho que mucha gente tenga una idea errónea de ellos y de todo el sistema. Como si se tratase de un fósil caduco “barato” que se compra a tres euros el juego, por decirlo de alguna forma…cuando su realidad fue precisamente la contraria.

Por el contrario, para los que vivimos la época y nos hemos ido comprando juegos de Neo Geo a medida que hemos podido (ese es mi caso), esos juegos aguantan más que bien el paso del tiempo. Si miras los juegos del comienzo del sistema (Last Resort, 8 Man, Blue’s Journey) con lo que se hizo en el sistema a mitad de su vida (Samurai Shodown 2, Metal Slug) y luego con la etapa final, es una evolución impresionante. Pienso que sigue siendo el pináculo de los juegos bidimensionales más puros de su época.

– Si SNK hubiera puesto la NEO GEO en el mercado a un precio popular (aún sabiendo que nunca hubiera sido posible), ¿Estaríamos hablando ahora de un devenir distinto en la industria? ¿Fue su elevado y elitista precio lo que impidió a Neo Geo ser la reina de las consolas de su tiempo?

– Está claro que ese fue el factor principal. La gente más joven no lo puede entender, pero en 1993 esta consola costaba 80.000 pesetas y cada juego valía casi lo mismo que una consola. Era algo imposible para el 98% de los jugadores de su tiempo, pero yo al menos he llegado a verlo de otra forma. Pienso que SNK siempre tuvo claro que ellos eran una empresa de recreativas, y el mundo de los juegos de consola no les interesaba ya que no desarrollaron casi nada en otros géneros que no fuesen puramente arcade (Samurai Shodown RPG y muy poca cosa más).

Para que Neo Geo hubiese dominado su tiempo habrían hecho falta muchas más compañías trabajando en el sistema como third parties, y es algo que sucedió mucho menos de lo deseable.

Es evidente, pese a esto que digo, que si Neo Geo hubiese costado la mitad y sus juegos la tercera parte, habríamos visto otro panorama en la primera mitad de los noventa, del mismo modo que habría podido pasar con la PC Engine en su momento. Pero es algo hipotético, y además pienso que el precio no fue el único factor a mi entender: tendríamos que haber visto a SNK hacer otro tipo de juegos para eso, y para competir con Nintendo y con la Sega de entonces hacía falta una creatividad muy elevada en casi todos los géneros.


– A menudo se dice que la Dreamcast de Sega logró llevar la experiencia de los salones recreativos al hogar, pero ¿No hizo ya esto mismo Neo Geo casi 10 años antes?

– Siempre he visto a Dreamcast y a sus placas Naomi como la verdadera Neo Geo 2. El principio era el mismo: llevar los mismos juegos de los salones al salón de tu casa. Esto tenía otro problema y no era pequeño: en pleno 1999 cuando salió Dreamcast, los salones ya eran cosa del pasado. Personalmente lo resumo con un juego concreto. Cuando Dreamcast salió al mercado y Neo Geo ya estaba en decadencia, la gente no estaba ya pendiente del nuevo King of Fighters, y sí de Metal Gear Solid 2. El mundo del videojuego había cambiado y las causas son muy diversas como para hablar de buenos y malos.

Dicho esto, si contemplamos Dreamcast y Naomi desde nuestra perspectiva actual, sí que pienso que la ultima consola de Sega fue un epígono más que interesante para Neo Geo, con juegos arcade que pudieron llegar a casa en conversiones casi idénticas. El ideal de Neo Geo, pero ya tratado con otros medios que dieron lugar a otra hornada de grandes títulos: Virtua Tennis, Crazy Taxi. También a conversiones perfectas de recreativas que antes no eran posibles o, justo es recordarlo, a versiones “mejoradas” de juegos de Neo Geo.

– ¿Cómo sigue el mercado de la Neo Geo en la actualidad?…Reconozco que le tengo la pista un poco perdida: ¿Se siguen pagando cantidades indecentes de pasta por algunos de sus juegos?

– Mi experiencia con el mercado de Neo Geo fue muy intensa durante unos años, pero llegó el momento de partir y así lo hice. Pienso que el mejor momento de Neo Geo a nivel de coleccionismo fueron los primeros años del milenio. Neo Geo ya no era la máquina más poderosa pero aún se seguían haciendo juegos para el sistema. La emulación ya estaba entre nosotros, pero los fans de corazón aún queríamos tenerla.

Creo que mi historia debe ser muy habitual entre los fans del sistema. Cuando íbamos a los salones alucinábamos, pero tener la consola y varios juegos jamás fue una opción para casi nadie. Por el contrario, a principio del milenio muchos ya trabajábamos y podíamos plantearnos comprar juegos de Neo Geo, en un momento en el que muchos títulos eran aún bastante asequibles y se encontraban en muy buen estado. En mi caso he llegado a tener una colección que considero decente, y llegué a pagar cifras que podría calificar de medio importantes por algunos de ellos. Después creo que la cosa ha ido por otro sitio.

El mercado sigue ahí, es cierto. Pero pienso que desde hace unos años todo se ha estabilizado y se venden y compran muy pocos juegos de Neo Geo. Sinceramente, sigo observando las subastas de Ebay (que fueron junto con Neo-geo.com el sitio de referencia para este mercado a nivel internacional) y detecto que, aunque hay muchos juegos a la venta a precios elevadísimos, siguen ahí durante mucho tiempo.

Esto me lleva a pensar que el mercado es ahora mismo algo anecdótico, ya que las personas que tienen su colección montada no la venden salvo a precios desorbitados que no siempre se consiguen. En general, creo que es algo mucho más reducido de lo que fue en su día, pero la ley de la oferta y la demanda se aplica a todo. Por ponerte un ejemplo, un cartucho original de King of Fighters 98, que yo compré en su momento por unos 300 euros, ahora sale en cifras de cuatro dígitos. Respeto a quien paga esas cifras ya que en ocasiones me las he planteado, pero personalmente prefiero considerar mi colección de Neo-Geo terminada, tras comenzarla exactamente en 1999 con una Neo Geo MVS. El objetivo que era posible entonces, el de contar con los 20 títulos que más te gustaban del sistema, es mucho más complicado ahora.

-¿Qué piensas de la evolución de SNK con el paso de los años?… ¿Ha venido a menos?, ¿Fue la Neo Geo su punto más álgido?

– Fue su punto más álgido y veo imposible que vuelva a estar a una altura similar. Así de claro. Dicho esto, tengo muchas esperanzas en la nueva SNK de estos últimos años. King of Fighters XIV fue el primer aviso de que la nueva SNK iba en serio, con un juego de lucha fantástico. Ahora en pleno 2019 nos hemos encontrado con un reboot de Samurai Shodown que me ha sorprendido mucho más. Es un juego de lucha fantástico, con un equilibrio muy bien planteado entre lo viejo y algún toque nuevo, y unos personajes muy bien diseñados.

Pero además, tiene un punto gráfico superior, más personal, que hace posible que no desmerezca frente a los juegos de lucha que hay hoy día. Mucha gente rechaza darse cuenta, pero los juegos de lucha bidimensionales de ahora son obras mastodónticas y realmente buenas. Hay que ser muy bueno para competir con Street Fighter IV, V y Mortal Kombat X y XI, y SNK va en camino de conseguirlo. El problema es que SNK cuando se convirtió en SNK PLAYMORE tuvo unos años muy pero que muy negros. Fue como pasar del todo a la nada.



– ¿Qué opinas de la NEO GEO CD?… ¿Desvirtúa el producto original, o era la versión económica y accesible que debió haber salido desde el principio para poder competir con Sega y Nintendo?

– Personalmente, la Neo Geo CD es una máquina que me encanta. No la tuve en su día, aunque la conocí de cerca por amigos, y pienso que se la crucificó demasiado rápido por el asunto de los tiempos de carga. Es verdad que había juegos tipo King of Fighters 98 en los que te podía sacar por completo de la experiencia, siendo un aspecto este que tampoco se puede negar, pero yo prefiero centrarme en otra cosa con esta gran consola.

Hay muchos juegos en este sistema que se pueden disfrutar perfectamente a pesar de las cargas, juegos que cuentan incluso con las mejoras de muchas versiones arregladas de la banda sonora que son soberbias. Pongo ejemplos: Blue´s Journey, Aero Fighters 2, Metal Slug 1… son juegos definitorios de las capacidades de Neo Geo y se pueden disfrutar perfectamente en una Neo Geo CD. Tengo una aproximadamente desde 2001 y es una máquina a la que me gusta volver de vez en cuando.

– Ahora nos ponemos serios para despedir tu entrevista. Pregunta ineludible, ya estaba tardando: ¿Cuál es tu Top 3 de Neo Geo?

– Muy complicado, pero voy. Voy a decirte más bien tres juegos con los que me quedaría del sistema por diferentes motivos.

  • King of Fighters 98: creo que SNK estaba aquí en su mejor momento con esta saga, y me parece que este es el juego de lucha definitivo de Neo Geo, incluso antes que Garou: Mark of the Wolves. También pienso que la saga empezó a flaquear después de este título, aunque la versión del 99 aún mantiene el tirón. Variedad de personajes, las mecánicas pulidas tras varios años para todos los personajes, el aspecto técnico típico de una Neo Geo en su madurez: en su momento lo tenía todo, y aguanta el tirón a día de hoy porque sigue siendo un muy buen juego de lucha de los que es fácil enterarse rápidamente de casi todas sus posibilidades.
  • Metal Slug: es otra elección obvia de casi todo el mundo, pero es otro juego que tiene que estar. Hay que ponerse en el contexto de 1996 con los Run´nGun un poco de capa caída, y valorar el impacto que suponía este homenaje-parodia a Contra con unos gráficos sensacionales para su momento. Además, se jugaba y se juega de maravilla. Es uno de los juegos que triunfan seguro en cualquier evento retro, y esto debería ser suficiente. Su jugabilidad tiene la suficiente personalidad como para que en su día ya fuese algo diferente al resto de sagas míticas, sobre todo con esos saltos. Un verdadero juegazo.
  • BlazingStar: entiendo que no es el shoot’em up más original, ni siquiera el más relevante de Neo Geo, pero es otro juego que impactaba en su día y únicamente era posible en este sistema. Me gusta tanto que es el único juego por el que una vez me planteé pagar mil euros por una copia original del cartucho. Una barbaridad de shoot’em up que se sale de la pantalla, con un sentido del espectáculo que aún hoy me levanta de la silla.

No te pierdas ninguna entrevista y pincha en nuestra sección especializada

, , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero