The-boys-portada

Analizamos el cómic en el que se basa la exitosa serie de Netflix, The boys

The boys ha alcanzado la cima como uno de los cómics más violentos del mundo superheroico. El guionista irlandés Garth Ennis expone su idea sobre los superhéroes en 72 tomos repletos de humor negro, brutalidad y sexo.

Si te gustan los superhéroes y tu favorito se encuentra entre los más conocidos, es muy posible que se haya convertido en una parodia de sí mismo aliñada por Ennis y figure en The Boys.

El cómic compone una sátira hacia la industria de los Súper y cómo se podría realizar la destrucción de estos superhombres. Es que en The Boys, no es oro todo lo que reluce.

Las personas con superpoderes pueden utilizarlos, sin ningún tipo de control gubernamental, para la salvaguarda de la mayoría. Con el fin de hacer frente a estos grupos de superhéroes pasados de vueltas, en la CIA existe un grupo de «operaciones especiales». Está compuesto por cinco miembros: el líder, Carnicero; el Francés, La Hembra, Leche Materna y Wee Hughie. Cada uno más brutal que el otro. Dotados con unas habilidades similares a las de los superhéroes gracias a una droga azul, se enfrentarán a los súpers.

Sinopsis

Hughie disfruta de una vida de ensueño con su novia, el día menos pensado, un superhéroe ultra-veloz se la lleva por delante, dejando tras de sí a Hughie todavía aferrando los brazos de su pareja. Es todo lo que queda de ella.

Carnicero, una persona un tanto particular, recluta a Hughie a The Boys, donde podrá vengar la muerte de su novia a manos de los superhéroes, a los que no les importa la vida de los humanos.

Este resulta un grupo de operaciones especiales de la CIA que se dedica a investigar, tratar de manejar y mantener a raya a los superhéroes, en una historia donde la premisa es que los súpers están muy alejados de los héroes que todos tenemos en mente.

Valoración

La historia parte desde la incorporación de Hughie al grupo y, a partir de ahí, se nos va presentando todo el universo.

Ennis expone su visión de un mundo real habitado por superhombres. Crea de forma espléndida un mundo magnífico sobre algo pérfido, en la que el pueblo llano teme al héroe enmascarado. Muestra al espectador cómo es la vida de estos supuestos héroes cuando no están tratando de salvar al mundo. Una vida llena de perversiones, falta de moralidad y falta de escrúpulos a la hora de aplicar su propia ley.

Darick Robertson realiza un espléndido trabajo apoyando el guion, con su estilo caricaturesco le sienta al cómic como a Cenicienta su zapato de cristal. Robertson comparte su trabajo en algunas ocasiones con otros artistas, pero no es posible estar a su altura.

Los primeros dos números sirven a modo de introducción y de presentación del grupo de The Boys. Está compuesto por personajes variopintos, característicos de universos ficticios, que no podrían ser transferibles a una realidad verosímil; es el caso de el Francés y la Hembra. Como contraposición tenemos a Hughie, quien dota de humanidad al conjunto, haciendo que el lector encuentre un punto en el que sentirse identificado y con el que conectar rápidamente. Es un hombre de lo más normal, casi anodino, hasta que su vida da un vuelco a causa de una lucha entre un superhéroe y un supervillano que condujo a la muerte de su novia. De este modo captó la atención del líder del grupo, Billy Butcher.

The-boys-3

La primera impresión que muestra The Boys es la de violencia extrema

Todos los personajes de los que se compone la obra está perfilado minuciosamente. Los bandos están bien diferenciados, sobre todo el de The Boys, ya que los súpers están divididos en centenares de grupos, aún así, son un mismo bando.

El autor busca satirizar el cómic americano de género superheroico, sin embargo, no por ello deja de desarrollarse una buena historia de intrigas políticas que ven más allá de la industria comiquera.

Ennis toma los superhéroes de siempre y los parodia, para mostrárselos más tarde al espectador de una forma fácilmente reconocible. La finalidad es que cualquier fan de las grandes casas de cómics pueda reconocer hasta la mismísima grapa en la que todo se fue al garete, que pueda verlos como Ennis los ve.

Por estas dos cuestiones, The boys se ha convertido en uno de los cómics más destacados.

La empatía hacia los personajes es uno de los puntos más importantes que se mantienen a lo largo de los 72 tomos. También es la razón que impulsa al lector a seguir leyendo, ya que es inherente a la necesidad de saber cómo continuará y se cerrará la historia, qué les ocurrirá a sus personajes.

Las parodias cómicas se van agotando hacia la mitad de la serie, se abren secretos, se resuelven; se plantean otros misterios, crece la conspiración y el ansia de saber hasta dónde llegará Butcher, o si Homelander llegará más allá. Que será del resto del grupo de The boys.

Cómo cómic, 100% recomendable, sobre todo si el género te gusta. Es una obra imprescindible, en especial para quienes gusten del repertorio de Garth Ennis y, del mismo modo, para aquellos que quieran una visión más realista y menos idealizada del mundo de los superhéroes. Ahora bien, aviso a navegantes, no es para nada recomendable para aquellos con una sensibilidad fácil de dañar.

Sí, intento decirte sutilmente que vayas a tu tienda de cómics o a tu librería de confianza y te hagas con la colección. Que se merece la lectura. Y la re-lectura. Eso sí, tendrás que echarle estómago si no te gusta ver sangre.

Y si te gustan los cómics, ¡No te pierdas ningún artículo de nuestra sección!

, , , , , , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.