Watchmen-portada

Un vistazo a la obra de Alan Moore y Dave Gibbons

Tras la historia principal creada por Alan Moore y Dave Gibbons, el universo de Watchmen se ha ido ampliando hasta llegar al punto de encontrarse con los héroes del universo DC. Pero algunos lectores no saben qué leer, ni que es imprescindible para poder entender bien este universo. La intención de este artículo es que se aclaren las dudas y sirva para poder esclarecer la mejor forma de comenzar en este mundo.

El punto de partida

En plenos años ochenta aparece la obra de Watchmen, una crítica social impresionante a la época y a los superhéroes al uso. También a la sociedad de la época, al gobierno de Nixon y a la guerra de Vietnam entre muchas otras. 

Dentro de la trama vemos un mundo paralelo, donde los superhéroes han intervenido en sucesos históricos como el Proyecto Manhattan, la guerra de Vietnam y la Guerra Fría. En este último punto nos situamos: en un mundo con miedo al pánico nuclear que puede producirse por el enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ambas a punto de lanzarse bombas nucleares para a la mínima para destruirse.  A este acontecimiento lo llaman “El Reloj del Juicio Final”. 

Por otro lado los héroes de este mundo, los llamados vigilantes, han dejado de operar, y quitando unos pocos el resto están retirados. La ciudadanía por diferentes temas, (sobre todo por su vinculación con la autoridad), les han cogido aversión, hasta tal punto que tienen prohibido operar. 

Empieza la acción

En este punto empieza la historia, con un asesinato. El Comediante, un antiguo héroe ha sido misteriosamente asesinado. Éste era miembro del primer grupo de héroes, llamado Minutemen, y después miembro de Watchmen (el segundo grupo, creado años después).  Su compañero vigilante, Rorschach, investigará su asesinato para saber quién ha matado a su compañero y quién quiere matar a los Vigilantes. 

A partir de ese momento nos sumergimos en una trama sacada de una pura novela negra, con momentos de misterio, investigación, suspense; veremos los buenos momentos de ambos grupos y la historia de ese mundo. Todo lleno de una gran crítica, tanto social como al mundo de los cómics.  Sin duda, una obra maestra que se puede leer de manera independiente sin necesidad de leer nada previo ni posterior. 

Las precuelas: Before Watchmen

Años más tarde, DC creó una series de historias que buscaban el contar los antecedentes de los personajes mucho antes de los sucesos de la obra principal.

En cada una de esas historias había unas mini-series de unos 12 números, donde en cada uno veíamos lo orígenes de los personajes principales de Watchmen. Cada uno de éstos números se dividía en diferentes “grapas” o comics books. 

Antes de Watchmen (Before Watchmen) fue una manera de expandir el universo, hecha con cariño y mucho detalle. No es una obra necesaria para entender la obra principal, realmente actúa como complemento, pero es muy interesante y perfecta para los fans de la obra. 

Doomsday clock

Tras años sin que DC hiciera nada nuevo con la obra de Alan Moore y Dave Gibbons, la utilizaron como recurso para explicar los supuestos errores de una línea editorial pensada por Dan Didio.

En el 2011 empezó una línea editorial llamada “Los nuevos 52”, una renovación de todos los personajes pensada para un público más nobel, y poder modernizar los personajes, además de hacer que el público entendiera las nuevas historias, sin tener que conocer la continuidad de más de setenta años de historia. 

Con el evento “Flashpoint” comenzó esta nueva línea hasta 2015. La mayor controversia de la línea editorial era que dividía a los aficionados entre los que les gustaban los nuevos cambios y los que querían mantener toda la continuidad y la esencia de siempre de los personajes. En el 2015 salió el evento y la línea Rebirth que fue un arreglo editorial para mantener los cambios hechos, pero una forma sutil de volver a como estaba todo antes. 

La trama para Rebirth era que todos los cambios hechos en “Los nuevos 52” después de “Flashpoint” fueron causados por el Doctor Manhattan, personaje de Watchmen. Ésto unió todos los eventos entre los dos universos, orquestados por el guionista Geoff Johns. 

Durante Rebirth estuvieron explotando poco a poco esta trama en historias como “La Chapa” entre otros, hasta que por fin en 2018 empezó el evento “Doomsday Clock”. Dicho evento une finalmente a los personajes del universo DC junto con los de Watchmen, retomando la trama desde después de la historia de los Vigilantes. 

Para entender esta historia sí que es necesario leer Watchmen o por lo menos saber como termina, puesto que es continuación directa de la obra principal. Del universo DC no es necesario estar al día, puesto que no interfiere con la continuidad de las historias de DC. Cuenta como un evento a parte. Sí que afectará al universo DC en continuidad, pero no de manera previa, sino, post-evento. El evento se compone de 12 grapas.

Una saga memorable

Cómo podemos ver, realmente para leer Watchmen lo único imprescindible es la obra principal. El resto de material es añadido y totalmente complementario, tanto las precuelas del “Before Watchmen”, cómo la secuela de “Doomsday clock”.

En general todas son obras interesantes, aunque realmente la mejor es la obra principal de Moore y Gibbons. De los “Before Watchmen”  algunos son interesantes y el evento final “Doomsday clock” realmente es muy flojo para lo que podía haber sido. Pero de ahí no sale, y no tiene la calidad que tiene la obra principal. Y aunque el guión es de Johns veo que tiene una trama más apresurada y menos planificada como en otras obras, con la calidad que estamos acostumbrados.

Para finalizar, decir que todas estas obras las tenemos en España traídas por la editorial ECC, que es la editorial que tiene los derechos de DC Comics en nuestro país. Todas las obras están disponibles y en varias ediciones.

Hace poco ECC sacó un coleccionable con todo Watchmen (todo lo mencionado en este artículo) que puede ser una buena oportunidad si no tenéis nada de la obra. 

En cuanto a la obra de Watchmen en sí es una obra muy recomendada para lectores ya experimentados. No es una lectura que recomiende a lectores principiantes. Se puede leer si eres novel, pero muchas cosas del mensaje se van a perder ya que hace una crítica al mundo del cómic superheróico que si no has leído mucho de la temática no se entiende.

Para leer más sobre cómics pulsa aquí.

, , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.