stringer-things-portada

Un homenaje a la década de los ochenta

“Stranger Things” es una serie estadounidense de ciencia ficción y suspense escrita y dirigida por los hermanos Duffer y coproducida, además de distribuida, por Netflix. Estrenada el 15 de julio del 2016, entre críticas positivas, se ambienta en la ciudad de Hawkins, Indiana, en 1983.

La segunda temporada se estrenó el 27 de octubre de 2017; se establece un año después de la primera y trata sobre los intentos de los personajes de volver a la normalidad y las consecuencias que persisten desde la primera temporada.

La tercera temporada se estrenó el 4 de julio de 2019 y consta de 8 episodios, contando con nuevos personajes que encajaron muy bien tanto en la trama como en la crítica.

Los hermanos Duffer declararon que “Stranger Things” está programada para finalizar, posiblemente, en la cuarta o quinta temporada.

Sinopsis

“Stranger Things” se ubica en el ficticio pueblo de Hawkins, Indiana, arrancando nuestra historia en 1983 cuando un niño, llamado Will Byers, desaparece. Este suceso viene acompañado de insólitos acontecimientos en el pueblo, sumados a la aparición de una niña muy peculiar. Ella, juntando sus fuerzas con los amigos de Will, se encargarán de buscarlo, sin llegar a figurarse a lo que tendrán que hacer frente para poder hallarlo, mientras el tiempo se agota.

La segunda temporada se establece año más tarde, comenzando en octubre de 1984. Will sostiene las secuelas de la temporada anterior. Nuestros protagonistas descubrirán que la amenaza que escondía “El Mundo del Revés” en la temporada anterior, era tan sólo un juego de niños ante la amenaza que se extiende sobre su universo desde las grietas de aquel incomprensible mundo.

Nos situamos en el verano de 1985 para comenzar la tercera temporada. Las clases han llegado a su fin, un nuevo centro comercial abre sus puertas a un nuevo ocio para los más jóvenes. Las hormonas están a flor de piel, llega la adolescencia y el interés en el romance está más presente que las partidas de dragones y mazmorras que van perdiendo protagonismo y el interés de la mayoría de los muchachos. Mientras aprenden a crecer y permanecer unidos a un tiempo, Hawkins vuelve a ser el punto de mira de viejos y nuevos enemigos. Si quieren sobrevivir, tendrán que ser un equipo y enfrentar el miedo juntos.

Valoración

“Stranger Things” es todo un homenaje al cine y cultura de la década de los 80, jugando con su estética a base de la gran magia de la dirección fotográfica. El cuidado estilo retro, tan característico de la época, tanto en decorado como en el vestuario y maquillaje del elenco, así como los múltiples guiños que nos ofrecen, consiguen hacernos respirar el ambiente ochentero en estado puro.

Tras haber disfrutado de una espléndida primera temporada y una segunda, para qué negarlo, algo decepcionante, ha valido mucho la pena esta espera de, prácticamente, dos años. “Stranger Things” nos ha devuelto a Hawkins con potencia, con más contrapuntos de humor, fomentando el tándem Dustin-Steve que han aprendido que funciona. La adicción la genera la química entre los personajes, la nostalgia ochentera y en los fenómenos paranormales recurrentes que no dejan de sorprender, especialmente en esta última temporada.

Esta tercera temporada es tan intensa que pasa a velocidad de vértigo, más divertida que nunca, los ocho capítulos vuelan uno tras otro con un ritmo frenético. Un punto a su favor es que han sabido dejar crecer a los protagonistas y, a la vez, mantener indemne la esencia de sus personajes.

Estamos ante una temporada brillante, divertida y palpitante, con sus puntos tristes y con unos momentos finales repletos de amargura, aflicción y dudas que exigen una cuarta temporada a voz en grito. No resulta sencillo rematar tan alto y en mitad de tantas incógnitas una temporada.

Una vez más, los hermanos Duffer lo han conseguido.

 

 

, , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.