live-action

De la animación a la vida real, Disney cuenta con una prestigiosa lista de películas Live-Action que crece progresivamente en los últimos años

Sabemos que la compañía Disney engloba un amplio registro en animación desde que tenemos uso de razón, pero actualmente también se han centrado en reconvertir muchos de sus clásicos en Live-Action. Es decir, los dibujos animados se adaptan en imagen real con actores y actrices de carne y hueso, como cuando el Hada Azul convirtió a Pinocho en niño.

Recorrido de los Live-Action en Disney

En 1994 ya se abrió el telón con El libro de la selva: la aventura continúa, la cual se aleja de la versión animada y cuenta la adultez de Mowgli. Dos años después Disney continuó con la icónica 101 dálmatas. ¡Más vivos que nunca! y en el 2000 lanzó la segunda parte con 102 dálmatas. Sin embargo, no fue hasta 2010 cuando Disney comenzó a tomar carrerilla. En este fantástico repertorio se encuentran historias tan emblemáticas como Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton (2010), Maléfica (2014), Cenicienta (2015), la vuelta a El libro de la selva (2016), esta vez mucho más cercana a la original y con más acierto, Alicia a través del espejo (2016) con su segunda entrega y Pete’s Dragon (2016).

Desde ese momento ya se deslumbraba un largo y estable camino para los Live-Action en Disney, además de resultar atractivos para los espectadores más cercanos a la compañía. Aun así, no siempre han estado a la altura para muchos fans y se han llevado más de una crítica, lo que ha generado diversidad de opiniones entre el público más adulto que ha visto cómo sus dibujos de la infancia se transformaban al igual que parte de sus historias.

Pero Disney seguiría pisando fuerte y no paró ahí. A continuación llegó una de las adaptaciones más simbólicas con La Bella y la Bestia (2017), colocándose en el ranking de Live-Action más apreciados hasta la fecha. La peculiar Christopher Robin apareció en la gran pantalla en 2018 con un Winnie the Pooh y compañía más… reales y peliagudos, pero como una trama muy divertida y entrañable.

Y a partir de aquí ya entramos en profundidad con los Live-Action más recientes de Disney: Cruella, La Dama y el Vagabundo, Mulán, Maléfica: Maestra del Mal, El Rey León, Aladdín y Dumbo. No sin antes recordar que todas estas películas pueden verse en la plataforma de Disney Plus, así como las más actuales de animación. Aún queda mucha tela que cortar con multitud de clásicos más a la espera de ser convertidos en Live-Action… como Peter Pan & Wendy (2022) o La Sirenita (2023). ¡Vamos a ello!

Cruella (2021)

La reina callejera ha pisado fuerte en todos los cines y en Disney+, y no es para menos. Cruella define el proceso de transformación que sigue su protagonista para entender su reconversión y su locura. Se empatiza muy rápido con el personaje, en parte gracias a la espectacular actuación de Emma Stone. Por su parte, Emma Thompson también lo borda con su personaje y es un plus muy grande para gozar de la película.

El vestuario es una delicia, así como el contraste de colores en toda su ambientación. El soundtrack es excepcional y las pinceladas más cómicas no fallan. No se hace demasiado larga en ningún momento, ya que te sumerges en Cruella sin darte cuenta. El final sorprende y te deja con un buen sabor de boca. En general, hablamos del Live-Action más reciente de Disney y uno de los más espléndidos –si no el que más– por todo lo que acontece.

Mulán (2020)

La princesa asiática por excelencia comenzó con mal pie tras anunciarse su Live-Action. En ese momento muchos fans quedaron decepcionados porque iban a suprimir momentos esenciales de la película: sus increíbles canciones y personajes como el de Mushu fueron suficientes para el descontento general. También causó mucha polémica la decisión de Disney de estrenarla con Acceso Premium –con un coste muy elevado– en la plataforma de Disney Plus.

A pesar de perder todo su encanto y su magia, Mulán sí que sorprende en pantalla respecto a las bajas expectativas que generó en un principio. Las artes marciales y la acción destacan por encima de todo, aunque a veces de manera muy exagerada. Sigue una línea muy clara con unos efectos especiales adecuados para la ocasión. Finalmente cumple en la medida de lo esperado con un notorio empoderamiento de la mujer a manos de Mulán.

La Dama y el Vagabundo (2019)

La primera apuesta fuerte de Disney Plus llegó con el Live-Action de La Dama y el Vagabundo. En este caso, la cinta no pasó por la pantalla grande y salió en exclusiva para los suscriptores de la plataforma. Esto supuso un antes y un después, ya que Disney abrió el melón de estrenar ciertas películas directamente en los servicios de Streaming. Algo que está cada vez más a la orden del día y resulta más cómodo, pero que no tiene nada que ver con la emoción del cine. Esta vez cambiaron la estrategia seguida con El Rey León y cogieron perros reales con la intención de modularles la boca y que no parecieran tan serios.

La película en sí es mucho más apática que la original, con una trama muy similar pero más lenta, lo que la hace menos apetecible. Sin embargo, también deja puntos muy atractivos como su ambientación y la tierna historia de amor que se desarrolla entre los protagonistas. La Dama y el Vagabundo no destaca por nada en especial, pero puede resultar entretenida en los meses más fríos del año y con un mensaje muy claro acerca del abandono de los perros en las calles.

Maléfica: Maestra del Mal (2019)

Las segundas partes nunca fueron buenas. O al menos eso mismo reza uno de los lemas más conocidos del cine. Con Maléfica: Maestra del Mal pasa algo parecido, pero no de manera tan desmesurada. Su anterior entrega, Maléfica (2014), dejó el listón un poco más alto por ser una novedad en cuanto a la historia de La Bella Durmiente. Angelina Jolie sobresale en pantalla y le da un toque muy descarado a la doble cara de esta Maléfica dividida entre el bien y el mal; eso no cambia.

Maléfica: Maestra del Mal es mucho más fantástica, moral y con acción destacable, pero resulta una mezcla de todo que no termina de encajar completamente. Su argumento es muy típico y deja mucho que desear, siendo su tramo final lo más aceptable del largometraje.

El Rey León (2019)

Uno de los títulos favoritos de los más pequeños y de los más mayores por fin se hacía real. La historia de Mufasa y Simba, con el perverso Scar de por medio, removió la infancia de todos. Esta nueva versión avivó el sentimiento por volver a recordar este clásico en acción y se notó en la recaudación de los cines. El Rey León se sitúa actualmente como la película Disney más taquillera de la historia con $1’656’943’394, sin contar títulos como Avengers (Marvel) y Star Wars, que están por encima.

En cambio, generó más insatisfacción y decepción en comparación con la de dibujos. Los animales fueron recreados en CGI, los cuales resultaban más inexpresivos y fríos de lo normal. Ese fue el principal inconveniente y lo que provocó que el desarrollo de la película no fuera tan disfrutable. Aun así, la ambientación de este El Rey León es muy llamativa y espectacular. Tampoco falta su fantástica banda sonora, con alguna sorpresa incluida, y el famoso Hakuna Matata de Timón y Pumba. Pese a todo, es una opción agradable para ver desde casa y se mantiene como uno de los Live-Action más especiales de Disney.

Aladdín (2019)

Estamos ante la película más risueña y rítmica de toda la lista. La noticia de Will Smith como Genio fue chocante desde el inicio, pero las dudas se despejan tras su primera aparición. Se trata de un Genio diferente a primera vista, aunque resolutivo tal y como es el personaje. Aladdín es muy movida, divertida y llamativa en cuanto a los escenarios árabes, pero su punto más débil es la representación de su villano Jafar. Asimismo, se da un elemento extra añadiendo dotes más feministas a la trama con una bonita canción de Jasmín. Sin duda uno de los platos fuertes como Live-Action de Disney.

Dumbo (2019)

La locura de Tim Burton también pasa por la excéntrica Dumbo. Cierto es que su historia es muy variante respecto a la original. Los animales, y concretamente los elefantes, están desarrollados con el extravagante toque de Tim Burton, que le da un aspecto más oscuro y sombrío al Live-Action. Esta singular versión no terminó de cuajar en su mayor esplendor. Además, la trama se centra más en los seres humanos dejando a un lado al protagonista de la película y su familia. Aun así, el mensaje que transmite es muy importante y se convierte en una apuesta arriesgada, que para muchos espectadores es suficiente para deleitarse con un Dumbo distinto y adorable.

, , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero