La Remesa Mala nos da un vistazo a una versión del mundo de Star Wras que las series de la franquicia cada vez estudian más. Ya no sólo va de sables láser y de blásters

NOTA: Este artículo contiene información relevante sobre la historia de Star Wars y el primer episodio de La Remesa Mala. Si no eres familiar con la saga, y quieres evitar posibles spoilers, te recomendamos que en su lugar leas alguno de los estos otros artículos.

Star Wars: The Clone Wars es, para muchos fans de La Guerra de las Galaxias, la historia que marcó su gusto por la franquicia. Aquello que para los fans mas «old school» representa la trilogía original, o incluso las precuelas, para las nuevas generaciones lo representa la serie de animación protagonizada por Ahsoka Tano y Anakin Skywalker. Por ende, no es raro que se haya explorado esta faceta de Star Wars en los últimos años, con series como Star Wars: Rebels. Y la última entrega de esta faceta más actual de la saga de Disney es La Remesa Mala (o The Bad Batch en inglés), una serie exclusiva de Disney+.

Un vistazo más cercano a los clones durante el Imperio

En La Remesa Mala le seguimos a la Fuerza Clon 99, un comando clon al que conocimos durante la temporada final de Star Wars: The Clone Wars. Este escuadrón está formado por varios clones los cuales, a pesar de que son considerados «defectuosos» por no ser iguales al resto de unidades clon, destacan en una amplitud de campos que les convierten en soldados de élite. La serie empieza con un episodio especial de una hora y cuarto de duración, el cual nos sitúa en la línea temporal de Star Wars: Nos encontramos en la transición de la República al Imperio.

Los inicios del Imperio Galáctico es una franja de la historia que intriga mucho a los fans, debido a la poca información que se ha dado sobre ella hasta hoy. Y por eso The Bad Batch llama tanto la atención a los aficionados de La Guerra de las Galaxias. La serie arroja luz a ese espacio de tiempo bajo la perspectiva de unos clones que no siguen la afamada Orden 66. En lugar de unirse al bando del Emperador Palpatine, estos soldados son capaces de ver la oscuridad del nuevo mandato galáctico, y toman la decisión de no formar parte de él.

Esto llevará a Hunter, Echo, Tech, Crosshair y Wrecker, junto a una misteriosa niña llamada Omega, a formar parte de una historia llena de acción, intriga y emoción. El equipo deberá debatirse entre el bien y el mal. También deberán enfrentarse a la adversidad que presenta ser fugitivos. Pero quizás los temas más importantes que trata la serie sean aquellos más profundos: La serie habla de la identidad, del sentirse excluido, y de como esto afecta a nuestras relaciones con el resto. Porque para la Fuerza Clon 99, la familia es lo más importante.

Un Star Wars más cercano

La familia es un tema que siempre ha estado presente en la franquicia de Star Wars. La saga de películas inicial no deja de tratar la historia de la familia Skywalker, y de su destino a salvar la galaxia. Y, sin embargo, siempre se ha sentido algo lejana. Porque es difícil empatizar con un personaje cuando lo ves dando saltos de 3 metros, moviendo rocas con la mente o desviando disparos con su espada de luz. Esta tendencia pareció empezar a cambiar con Star Wars: The Clone Wars. Ahí se mostraba a los soldados clon como algo más que «carne de cañón»: eran personas con preocupaciones y problemas.

Rebels y The Mandalorian parecen seguir esta misma ruta. En la primera, vemos como un grupo de valientes deciden formar una rebelión contra el Imperio. Sin embargo, estos personajes ya no son seres todopoderosos. Ezra no coge un sable láser y automáticamente se vuelve un Jedi. Tiene dudas, temores y otros problemas, al igual que cualquier otro adolescente (un tema que ya exploró The Clone Wars con Ahsoka). The Mandalorian, por su parte, Nos muestra las aventuras de un cazarrecompensas mandaloriano que debe aprender a abrirse y cuidar a los demás al encontrarse con el archiconocido «Baby Yoda».

Esta generación de contenidos de Star Wars cuida más a sus personajes, y las relaciones entre ellos. Y La Remesa Mala es posiblemente el pináculo de este método. Es una serie sostenida sobre las interacciones entre la Fuerza Clon 99, Omega y la variedad de personajes secundarios que van pasando por sus capítulos parcialmente autoconclusivos. No importa tanto el qué, si no el cómo y el con quién. Porque la historia de Star Wars no es la de los Skywalker, si no la de la galaxia que habitan.

Un final aún muy, muy lejano

Con una variedad de películas y series en el horizonte, la saga de Star Wars parece estar más fuerte que nunca. Cuando con el desastre de los últimos filmes parecía que la franquicia estaba dando sus últimos estertores, parece que Dissney+ y sus series le han dado una más que necesitada bolsa de oxígeno, permitiendo mostrar la parte más alejada de la «historia principal» de La Guerra de las Galaxias.

En cuanto a The Bad Batch, una segunda temporada está ya a la vista, en la que seguiremos pendientes semana a semana de las aventuras y desventuras de la Fuerza Clon 99 en compañía de Omega. Con un final abierto en el season finale de esta primera temporada, y con muchos cabos aún por atar y promesas que cumplir, no cabe duda de que esta segunda parte será igual o más interesante que esta primera.

Para saber más, y poder estar al día de todas las noticias de Star Wars siguiendo su cuenta de Twitter, o siguiendo la cuenta de la serie. Por nuestra parte, podéis pinchar aquí para leer más artículos sobre cine y series, o podéis seguirnos en nuestras redes sociales para estar informados de nuestras últimas novedades: Estamos en Youtube, Instagram, Twitter y Facebook. Finalmente, os dejamos el tráiler oficial de La Remesa Mala, para que lo veáis en caso de que no hayáis degustado aún la serie.

, , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero