El niño que sobrevivió y acabó triunfando en todo el mundo

 

Muchas generaciones han crecido con Harry Potter, los más veteranos sostuvimos la primera edición de la “Piedra Filosofal” a la tierna edad de siete años, al menos en mi caso, y releímos el libro con ansia a la espera de la siguiente parte. Así año tras año, entrega tras entrega. Fuimos cumpliendo años, pero las luces de Hogwarts nos tenían resplandor a hogar. Crecimos con los protagonistas, maduramos con ellos, reímos y lloramos. Nos emocionamos. Estrechamos vínculos con personajes que sólo existían sobre papel pero que, sin embargo, parecían reales, llegabas a quererlos u odiarlos tanto o más como algunas personas reales de tu propio entorno. Para muchos de nosotros, Harry Potter fue un mundo en el que nos sumergimos y al que volvemos, un lugar familiar, que ya forma parte de nosotros o del que nosotros ya formamos parte.

Quizá las nuevas generaciones crecieron con la saga cinematográfica, en la cual nos centraremos hoy aquí. La cual, para los más puristas como una servidora, deja un tanto que desear en comparación con su homónima en papel, quizá por no saber anticiparse de una película a otra y tener que resolver sobre la marcha acciones que deberían haberse dejado predispuestas anteriormente. Un ejemplo es que los hermanos mayores de Ron, Charlie y Bill, no son presentados cuando corresponde, de hecho, Charlie no figura en la saga cinematográfica y Bill no aparece por primera vez hasta la primera parte de “Las Reliquias de la Muerte”, dado que era necesaria la aparición forzosa de este personaje, al cual Harry realmente conoce en el libro “El cáliz de fuego”.

 

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal

“Harry Potter y la piedra filosofal” (título original en inglés, Harry Potter and the Philosopher’s Stone, titulada Harry Potter and the Sorcerer’s Stone en Estados Unidos e India) es una película de fantasía y aventuras basada en el libro homónimo de J. K. Rowling, dirigida por el cineasta Chris Columbus y estrenada en 2001. Se convirtió en el primer lanzamiento en la serie cinematográfica de Harry Potter. La historia sigue a Harry Potter, un niño que al cumplir once años descubre que es un mago, por lo cual es enviado al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería para comenzar su entrenamiento como tal.

El guion fue redactado por el estadounidense Steve Kloves, quien concluyó que su labor había sido ardua; El reparto estuvo integrado por Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Richard Harris, Maggie Smith, Robbie Coltrane, Alan Rickman e Ian Hart. Los efectos especiales corrieron a cargo, principalmente, de Sony Pictures Imageworks e Industrial Light & Magic, y se incluyeron más de 600 tomas con efectos generados por computadoras para las cuales fueron contratadas varias empresas especializadas.

Sinopsis

Harry es un niño huérfano que vive en una alacena debajo de las escaleras en casa de sus tíos, que no dudan en maltratarlo y en negarle un conocimiento sobre sus padres, salvo que han muerto en un accidente de coche. No le está permitido hacer preguntas, debe vestir la ropa heredada de su primo, varias tallas superiores a las de él y ver cómo lo consienten y miman mientras él debe realizar todas las labores domésticas que se le encomiendan.

Esta será la primera aventura de Harry Potter, quien descubrirá a los 11 años que es de sangre mágica y que existe todo un mundo oculto para gente como él. Forjará amistades inquebrantables con Ron Weasley y Hermione Granger. Acompañado por su capa de invisibilidad, los tres muchachos tendrán la oportunidad de explorar todo el castillo.

Como en cada entrega, se verán envueltos en un misterio, del cual el título suele dar alguna pista, esta vez deberán llegar hasta el fondo de un enigma relacionado con Lord Voldemort. Voldemort había sido, años atrás, el mago tenebroso más temido y, por razones que en este momento los protagonistas desconocen, el asesino de los padres de Harry además del causante de su peculiar cicatriz en la frente en forma de rayo.

Valoración

Esta entrega fue la más familiar, estableció los pilares del funcionamiento del mundo mágico, nos dio a conocer palabras en “jerga” mágica como “muggle” (gente no mágica) los primeros hechizos… es decir, nos ofreció los contactos iniciales con este mundo y sus personajes.

Las interpretaciones, las cuales debían ser por parte de artistas británicos por imposición de J. K. Rowling, son soberbias. La actuación de la familia Dursley, formada por Tía Petunia (Fiona Shaw) Tío Vernon (Richard Griffiths) y el primo Dudley (Harry Melling) es digna de destacar, ya que consiguieron con sus actuaciones crear un clima desagradable en la casa que ayudaban a ver a un Harry aún más desamparado al cual resultaba aún más sencillo tenerle aprecio y desearle éxito en los proyectos que inicie.

El trío protagonista funciona bien sincronizado, resultaba natural, como si realmente hubiesen trabado una amistad tan fuerte como en la ficción. Sin embargo, de entre los tres, resaltaría la actuación de Emma Watson, mostrándose siempre segura de sí misma y firme, destacando entre los tres y, recordemos, esta fue su primera película.

Realmente todos los actores y actrices hicieron brillar a sus personajes. Ciñéndonos a los roles vitales, Albus Dumbledore (Richard Harris) el director y protector de Hogwarts. Su interpretación fue lo que se podría esperar de un mago anciano: bondadoso, sabio, brillante, poderoso. A mi parecer le falta la chispa que le ponen en el libro, que le da un toque de “vejete chiflado pero brillante” y en el film en ocasiones resulta un poco pomposo.

Minerva McGonagall está brillantemente interpretada por la incombustible Maggie Smith. Es la Jefa de la casa de Gryffindor, de la que forma parte el trío protagonista. Es conocida por ser dura pero justa, es un personaje honesto que no duda en quitarle puntos a su propia casa si considera que sus alumnos han cometido faltas graves.

Al último, pero no por ello menos importante, que me gustaría resaltar es al odiado jefe de la casa Slytherin y profesor de pociones, Severus Snape. El magnífico Alan Rickman le dio vida y fue, durante años, el único que conocía el secreto de Snape y todo lo que esto conlleva, ya que J.K. Rowling se lo había revelado para fomentar la motivación de su personaje. En mucha medida viene a ser antagonista de Harry Potter, profesándose un odio mutuo. Es un profesor severo, sombrío, pausado y sumamente estricto, sobre todo con aquellos que no pertenecen a su casa.

En conclusión, “Harry Potter y la Piedra Filosofal” fue la película que nos abrió las puertas a este mundo mágico. La trama no es la mejor de todas, incluso teniendo el libro como base que, si hubiesen seguido mejor su hilo argumental, hubiesen conseguido mejorar considerablemente la trama. Aun así, es una excelente introducción, llena de encanto, con unos efectos que, en la época de su estreno, sorprendieron al espectador. Un film que se puede disfrutar con plenitud dado el atractivo que tienen todos los campos que la forman.

 

 

Harry Potter y la Cámara Secreta

“Harry Potter y la cámara secreta” (título original en inglés, Harry Potter and the Chamber of Secrets) es una película de género fantástico, dirigida por Chris Columbus, al igual que su predecesora y distribuida por Warner Bros. Pictures. Está basada en la novela homónima de J. K. Rowling. La película, que constituye el segundo episodio en la saga de películas de Harry Potter, fue escrita por Steve Kloves y producida por David Heyman. La historia sigue el segundo año de Harry Potter en Hogwarts, cuando el heredero de Salazar Slytherin abre la cámara secreta, liberando a un monstruo mortal que ataca a los alumnos procedentes de familias muggles del colegio. La película está protagonizada por Daniel Radcliffe como Harry Potter, junto con Rupert Grint y Emma Watson como Ron Weasley y Hermione Granger respectivamente, los mejores amigos de Harry.

Se estrenó el 15 de noviembre de 2002 en el Reino Unido y Estados Unidos. La película fue un gran éxito de taquilla, recaudando US$879.000.000 a nivel mundial, y tiene el número 38 en la lista de películas con mayor recaudación de la historia1​ y el número 7 dentro de las de Harry Potter. Fue nominada a tres premios BAFTA en 2003.

Sinopsis

Harry se topa con un elfo doméstico de nombre Dobby, un extraño, pero muy divertido, ser que a toda costa intentará impedirle que vuelva a Hogwarts. Muy pronto comprende por qué: una siniestra criatura está haciendo estragos y el pequeño mago descubre que todo está relacionado con el pasado más remoto de la Escuela, cuando uno de los fundadores del colegio, el mago Slytherin, creó una cámara secreta que guarda algo desconocido y letal.

Valoración

Nos encontramos ya ante un mundo conocido y unos actores curtidos en él. Se nota el aumento de confianza, sobre todo en el trío principal, y podemos sumergirnos en la trama sin distracciones, ya que las presentaciones del mundo y sus personajes ya están hechas.

Se consigue una verdadera atmósfera oscura, que predice el tinte que irán adquiriendo poco a poco las películas hasta llegar al final. El misterio por resolver es “la cámara secreta” en cuyo interior un monstruo aguarda para matar a todos aquellos que sean “sangre sucia”, es decir, cuyos padres sean muggles o sean una mezcla de ambos mundos.

El misterio que nos ofrece “Harry Potter y la Cámara secreta” tiene gran importancia en varios frentes. Hace acto de presencia Tom Riddle (Christian Coulson) un muchacho que fue estudiante en Hogwarts en el pasado y capaz de dar a los protagonistas un sinfín de respuestas. El pasado de Rubeus Hagrid (Robbie Coltrane) el gigantesco amigo de nuestros protagonistas, será explicado en esta entrega. La más joven de los Weasley adquirirá un papel más protagónico y tendrá su razón de ser a lo largo de la saga.

 

 

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban

Harry Potter y el prisionero de Azkaban (título original en inglés, Harry Potter and the Prisoner of Azkaban) es la tercera película de la serie Harry Potter y fue dirigida por el realizador mexicano Alfonso Cuarón. La película se basó en la novela homónima de la escritora J. K. Rowling y se estrenó el 4 de junio de 2004,​ un año y medio después de haberse estrenado su predecesora.

El guion, que al igual que en las películas anteriores, corrió a cargo de Steve Kloves, presenta una adaptación de la novela que se tomó más libertades que en el caso de las dos primeras películas de la serie. ​ Este hecho provocó reacciones muy diversas entre los aficionados más partidarios de una adaptación fiel del texto literario. El largometraje presta una mayor atención a la maduración psicológica y sexual del trío protagonista y, según la crítica, presenta un tono más oscuro​ y acorde con la historia del fugitivo Sirius Black, supuesto ferviente servidor del hombre que dejó sin familia a Harry Potter.

A pesar de los cambios de tono, continuidad y elenco, El prisionero de Azkaban es, hasta el momento, una de las películas de la serie que más críticas positivas ha conseguido. ​ Además, la propia novelista declaró en su momento que El prisionero de Azkaban era su adaptación favorita hasta la fecha.

Con uno ingresos de $795.634.069, se convirtió en uno de los éxitos comerciales del año 2004, aunque las cifras de su recaudación la convirtieron en la película menos exitosa de la franquicia. En cuanto a los reconocimientos obtenidos, El prisionero de Azkaban recibió dos nominaciones a los premios Óscar de 2005 en las categorías de mejor banda sonora y mejores efectos especiales. ​ También consiguió cuatro nominaciones en los premios BAFTA en 2005 y nueve a los premios Saturn.

 

Sinopsis

El joven mago Harry Potter (Daniel Radcliffe) se enfrenta a su tercer año en la escuela Hogwarts. En esta ocasión, el nuevo curso se torna problemático desde el principio, ya que el mago Sirius Black (Gary Oldman) ha escapado de la prisión de Azkaban, y al parecer tiene a Harry como objetivo. Hogwarts ve reforzadas sus medidas de seguridad ante la presencia de los guardianes de Azkaban, los temibles Dementores.

 

 

Valoración

En esta nueva entrega nos encontramos con el trío protagonista en su tercer año en Hogwarts y en un momento crucial de sus vidas, es el paso a la madurez y todo lo que significa: rebeldía, negación, desafío, encararnos a nosotros mismos para poder seguir adelante. Por si no fuese suficiente, se verán involucrados en un gran misterio: Sirius Black, un peligroso mago, antiguo seguidor de Lord Voldemort, se ha fugado de la prisión de Azkaban para dar caza a Harry y acabar con su vida.

El colorismo mágico y la alegría han quedado atrás, nos sumergimos cada vez más en la oscuridad. “El prisionero de Azkaban” sigue teniendo humor y fantasía, pero desde el mismo momento en el que el logo de la Warner aparece en pantalla percibimos un toque más gris, sabemos que va a ser una película más oscura y sabemos que ya no hay vuelta atrás, que la saga irá en crescendo.

Curarón tomó el testigo de Columbus para dirigir esta entrega. Columbus había adaptado de forma casi literal las dos primeras novelas y había creado el mundo tal y cómo lo percibía. No había nada malo que decir de su trabajo, pero se necesitaba un director que dejase atrás la infancia y abordase la adolescencia y sus problemas. El director mexicano logró que percibiésemos la magia, los estados de ánimo de los personajes y la inminente sensación de peligro que se extiende por toda la película. La película tiene momentos íntimos que nos ayudan a comprender mejor por lo que está pasando Harry Potter.

Cuarón tomó el testigo e hizo suyo el proyecto. Se nota la evolución interpretativa de Daniel Radcliffe y el resto de jóvenes actores y resulta muy satisfactorio poder disfrutar con Emma Thompson, Gary Oldman, David Thewlis y Michael Gambon en la misma película. Gambon era la primera vez que se ponía las botas de Dumbledore tras el fallecimiento de Richard Harris. En mi opinión consigue un Dumbledore más similar a los libros, con esa chispa de tácito entendimiento y sana locura de quien se sabe libre y disfruta cada momento. Con él, comienza una nueva era para el personaje.

Los exteriores del castillo se aprovechan más con Cuarón, lo que nos permite conocer cómo son los dominios en los que se encuentra Hoqwarts. Si hay algo que reprocharle es que los jóvenes visten con ropa “muggle” en vez de las túnicas obligatorias en el castillo, consideradas atuendo normal en el mundo mágico. Quizá esto, para los más fans, sea un punto que les impidió entrar desde el principio en una de las películas más redondas de la saga, por no decir la mejor.

La excelente banda sonora corre a cargo de John Williams (“Tiburón”, “Star Wars”) Se encargó de la música de esta entrega después de no haber ejercido como líder en Harry Potter y la Cámara Secreta. Para muchos críticos, fue uno de los mejores trabajos de Williams en años y eso le sirvió para ser nominado a los Oscar.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban sigue siendo una de las mejores películas de la saga al dotarla de magia y, al mismo tiempo, de humanidad. Alfonso Cuarón hizo suya la película para procurarnos una historia siniestra y emocionante en la cual nos podemos ver reflejados en cada duda, cada pequeño acto de rebeldía, en cada frustración, que nos recuerda los niños que un día fuimos.

 

 

Harry Potter y el Cáliz de Fuego

Harry Potter y el cáliz de fuego (título original en inglés, Harry Potter and the Goblet of Fire) es la cuarta película basada en la famosa serie de novelas Harry Potter, escrita por J. K. Rowling. Fue dirigida por el realizador inglés Mike Newell y estrenada el 18 de noviembre de 2005. Esta película fue la primera en recibir la clasificación PG-13 por contener escenas de violencia y terror.

La película obtuvo $896 millones de dólares, siendo la película del 2005 con más ganancias, recibió un premio BAFTA en la categoría Mejor Diseño de Producción, y una nominación a un premio Óscar en la categoría Mejor Dirección Artística, y obtuvo un récord Guinness por ser el DVD que se ha vendido más rápido.

Sinopsis

En el cuarto año en Hogwarts, Harry se enfrenta al mayor de los desafíos y peligros de la saga. Cuando es elegido bajo misteriosas circunstancias como el competidor que representará a Hogwarts en el Torneo de los Tres Magos, Harry deberá competir contra los mejores jóvenes magos de toda Europa.

Valoración

Bajo mi opinión, es la peor adaptación de la saga. El cuarto libro es muy completo, plagado de detalles, casi una muñeca rusa de historias dentro de historias. En esta adaptación lo poco que parece respetarse es que vuelve a celebrarse el famoso “Torneo de los Tres Magos” en el que Harry, misteriosamente, resulta ser el cuarto competidor.

Una película que yo particularmente esperaba con ansia, puesto que el Cáliz de Fuego, junto con el prisionero de Azkaban conforman mis libros favoritos de la saga. Ni que decir tiene que mi decepción fue mayúscula.

El fatalismo sigue estando presente en cada momento, sobre todo en el clímax del film, más cerebrales y mejor vertebrados, y, a pesar de carecer de la fidelidad al libro puede ser lo suficientemente resultona por el morbo de saber que Voldemort está en algún lugar, trazando planes con Colagusano, cuyas conversaciones se vierten accidentalmente en los sueños de Harry Potter.

Eso sí, pese a la oscuridad que ya comienza a abrumar cada vez más, un ritmo cada vez más asfixiante, somos conscientes de que el material base daba para mucho más y casi duele pensar en la película que podría haber sido.

 

 

Harry Potter y la Orden del Fénix

Harry Potter y la Orden del Fénix (título original en inglés, Harry Potter and the Order of the Phoenix) es el quinto largometraje de la serie de películas Harry Potter, basada en la novela homónima de la escritora británica J. K. Rowling. La película fue dirigida por David Yates, y contó con Michael Goldenberg como guionista en reemplazo de Steve Kloves, quien realizó idéntica labor en las cuatro primeras películas.

A pesar de que el estreno de la película estaba previsto en un primer momento para el 13 de julio de 2007 en América del Norte, luego fue adelantado para el día 12 de julio a nivel mundial, tanto en cines normales como en cines IMAX.

La película recaudó un total de casi 940 millones de dólares, convirtiéndose así en la cuarta película de Harry Potter más taquillera, siendo superada por la octava, la primera, y la séptima. Es la vigésimo sexta película más taquillera de la historia.

Nicholas Hooper, como es habitual en los trabajos de Yates, fue el encargado de la banda sonora, completan los rubros técnicos el diseñador de producción Stuart Craig (ganador de dos premios Óscar) y el fotógrafo Slawomir Idziak en la dirección de fotografía de la cinta.

Sinopsis

La Orden del Fénix, el ejército que creó Albus Dumbledore (Michael Gambon) para derrotar a Lord Voldemort hace 15 años, ha resurgido para enfrentarse a los mortífagos una vez más. Aunque el Ministerio de Magia no lo acepte, El Señor Tenebroso (Ralph Fiennes) ha regresado para someter al mundo mágico bajo su influencia. Y para ello, primero tiene que asesinar a Harry Potter (Daniel Radcliffe). El Ministro, como medida para mantener a raya a Dumbledore y a la Orden del Fénix, ha decidido introducir a la profesora Umbridge (Imelda Staunton) en Hogwarts y ésta impondrá un régimen dictatorial que enfrentará a varios alumnos.

Valoración

Las inclinaciones hacia esta película se inclinan más hacia la decepción que hacia el entusiasmo. Yates quiso recuperar el tono oscuro del “Prisionero de Azkaban” en un ejercicio de futilidad. Al principio del film, todo apuntaba a que iba a conseguirlo, pero esa atmósfera asfixiante y tenebrosa se difumina rápidamente.

La historia es presentada de manera tétrica e infausta, pero no logra mantener la concentración del espectador, ya que sólo logra confundirlo a través de las pesadillas de Harry que, al margen de las apariciones de Voldemort, están faltas de sentido.

Los contrapuntos cómicos están mal situados, restándole peso a los momentos que deberían ser más íntimos y/o sombríos, no existe una buena balanza entre ambos aspectos, lo cual impide que ninguno funcione tal y como debería de hacerlo.

Esperábamos una película más oscura, más madura, pero nos encontramos con un film que seguía siendo para adolescentes.

 

 

Harry Potter y el Misterio del Príncipe

Harry Potter y el misterio del príncipe (título original en inglés, Harry Potter and the Half-Blood Prince) es la sexta película de la saga de Harry Potter. El director de la cinta fue nuevamente David Yates, director del largometraje anterior y de las dos películas restantes. Se estrenó mundialmente el 15 de julio de 2009. La cinta es una adaptación de la novela homónima de la escritora británica J. K. Rowling que se había publicado en el año 2005. La película fue nominada a un Óscar a la mejor fotografía.

El guion de la cinta estuvo a cargo de Steve Kloves, quien retomó su puesto tras no haber participado en la realización de la película predecesora. La adaptación se concentró mucho más en las subtramas de la novela, haciendo hincapié en las partes amorosas y dejando al margen las cuestiones de mayor interés que figuraban en la obra literaria como el pasado de Voldemort y los horrocruxes, algo fundamental para poder entender “Las reliquias de la muerte”

Stuart Craig repitió como diseñador de producción, cuyo trabajo en la saga ha recibido numerosos elogios, así como el compositor Nicholas Hooper; la banda sonora que compuso para la película recibió una nominación para los premios Grammy.

En los países hispanohablantes, el título de la película fue alterado para coincidir con el que la Editorial Salamandra había titulado la novela para la edición en español. El original –Harry Potter and the Half-Blood Prince, que se traduciría como «Harry Potter y el Príncipe Mestizo»– fue traducido como “Harry Potter y el misterio del príncipe”. También en algunos países de Hispanoamérica, como es el caso de Argentina, la distribución, el estreno y las recaudaciones de las películas se vieron afectadas por la epidemia de la gripe H1N1.

El rodaje comenzó el 17 de septiembre de 2007 y finalizó el 17 de mayo de 2008. Como películas anteriores, se estrenó a la vez en salas de cine tanto convencionales como IMAX 3-D.

  Sinopsis

Lord Voldemort va tomando el control del mundo mágico, pero también del mundo muggle. Hogwarts ya no es un lugar seguro. Harry sospecha incluso que el peligro está dentro del castillo. Dumbledore sabe que la batalla final se aproxima, y decide preparar a Harry. Con ese fin, Dumbledore busca la ayuda de su viejo amigo y colega, el profesor Horace Slughorn, que cree que tiene información muy importante. Entre tanto, entre los muros de la escuela, los estudiantes se encuentran afectados por sus propias hormonas revolucionadas y surgen nuevos romances que desatan celos y peleas. Una tragedia dejará con un gran vacío a Hogwarts, un lugar que tal vez ya nunca será como antes.

 

Valoración

La sexta novela recuperaba con creces el sabor perdido de la quinta obra literaria. Se centraba en el fascinante Tom Riddle/Voldemort y el guion así cuantos elementos componían la historia fluían con precisión milimétrica.

Había expectativa de que, aunque el mismo director de la prescindible quinta parte se pusiese al mando de esta, se obtuviese al fin una película digna de la saga Harry Potter desde “El Prisionero de Azkaban” puesto que había mucho más material y mucho más emocionante con el que trabajar.

No hay nada peor que las expectativas infundadas. No sólo fueron vanas esperanzas, si no que el resultado fue una ingente cantidad de metraje prescindible de una historia que no llega a ahondar en lo verdaderamente importante del relato original, lo que lo hacía su razón de ser. Todo el pasado de Riddle o bien ha sido trastocado de forma alguna o directamente eliminado.

Se les da mayor importancia a los flirteos amorosos que contar una historia, la verdadera historia, lo que une a todos los libros, información vital para el final de la saga, para que todos puedan comprender lo que ocurre, aún sin haber leído la obra en papel.

Le arrancaron el corazón a la novela, dejando al espectador sin clímax. Privándolo del final apoteósico, del épico sacrificio, sin la increíble batalla de magos que todos los que hemos leído los libros sabemos lo que podía haber sido verlo en pantalla grande, la potencia de esas imágenes a todo color. En vez de un clímax nos dan un anticlímax, con una coda muy mal realizada.

No hay aventura, no hay magia, no hay novela original en este imaginario fílmico. No existe el ritmo, la comicidad se come a la oscuridad sin llegar a hacer reír al espectador.

Podría haber sido una buena película. Pero la dejaron sin alma, como “El cáliz de fuego”. Y el resultado es un producto caduco que vulgariza la aventura, de usar y tirar, destinado a caer en el olvido.

 

 

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

No dividiré en dos partes algo que debió ser una sola película, así que la valoraré como tal.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: parte 1 (título original en inglés: Harry Potter and the Deathly Hallows – Part 1) es una película de fantasía y acción dirigida por David Yates. Es el primer episodio de la séptima película de Harry Potter, basado en la novela homónima de J. K. Rowling. A pesar de ser dos películas se basan en el mismo libro. Fue estrenada el 19 de noviembre de 2010 en 2D y en formato IMAX (en un principio se anunció su estreno en formato 3D, pero semanas antes del estreno de la película se procedió a cancelar dicha presentación). Este largometraje recibió nominaciones a varios premios, entre los que destacan los Premios Óscar.

La segunda parte está dirigida por el mismo director y comparten el mismo guionista y demás organizativos. Fue estrenada en la mayor parte del mundo el 15 de julio de 2011, pero en algunos países su estreno fue adelantado un día, mientras que en China no se estrenó hasta el 4 de agosto de 2011. La película fue convertida totalmente al formato 3D y fue presentada en dicho formato y también en 2D y IMAX. Este largometraje recibió tres nominaciones a los Premios Óscar: mejor dirección artística, mejor maquillaje y mejores efectos visuales. Se posicionó como la tercera película con mayor recaudación en la historia consiguiendo 1341 millones, siendo posteriormente superada por The Avengers (2012, 1511 millones).

 

Sinopsis

El enfrentamiento entre el bien y el mal llega a su cénit cuando los jóvenes Harry, Ron y Hermione se preparan para una última lucha contra Lord Voldemort. Los tres amigos tienen que buscar los horrocruxes que mantienen inmortal al mago. Harry y Voldemort se encuentra en el castillo Hogwarts, donde se librará la última batalla.

Valoración

“Las reliquias de la muerte” sea cual sea su parte, tiene problemas de fidelidad del libro, algo que no nos resulta novedoso con Yates al mando. Sin embargo, hay que reconocer que el director consiguió al fin una atmósfera más adulta y oscura dejando atrás el toque a comedia juvenil.

A lo largo de las “Reliquias de la Muerte” encontramos algunos contrapuntos cómicos, pero en estas ocasiones están bien situados y logran llegar al espectador, rebajando el nivel de tensión. Las novelas siempre han combinado a la perfección los momentos dramáticos con los cómicos, pero hasta la primera parte de esta entrega, con excepción de “El prisionero de Azkaban”, nunca lo habíamos visto en las películas empleado con éxito.

Estamos ante un film con un gran diseño de producción y una magnífica banda sonora. El trabajo del reparto es sobresaliente y el trío protagonista ha hecho una notable evolución desde la primera película.

Las escenas de acción destacan como algunas de las mejor rodadas de la saga de Harry Potter, los efectos especiales se integran perfectamente en la escena sin que resulten chocantes o demasiado evidentes, imprimiéndoles una sensación de naturalidad y tensión.

El principal problema de “Las Reliquias de la Muerte” es todo el material que pretende adaptar, no es la peor adaptación de la saga, pero no cabe duda de que podría haber dado más de sí y haber incluido algunos de los pasajes más importantes del libro.

Posiblemente, la fidelidad a la saga de libros sea el talón de Aquiles de la adaptación cinematográfica de Harry Potter. Salvo las dos primeras entregas, el resto de películas se han tomado bastantes licencias, omitiendo detalles de gran importancia para todos aquellos lectores que ya se han empapado de la magia de J.K. Rowling.

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

4 Comments

  1. Por edad nunca me ha atraído ese mundo de Harry Potter. Pero un gran artículo el tuyo .
    Un saludo

    1. Muchísimas gracias Víctor!! Me alegra un montón que te haya gustado.
      Un saludiño!

  2. me ha encantado el articulo, me encanta la saga de harry potter tanto los videojuegos, las peliculas y los libros y al leer el articulo he recordado cada parte de lo que leía asi que para mi es un grandisimo articulo y muy recomendable de leer felicidades por el articulo maría

    1. Muchísimas gracias! Me alegro sinceramente de que haya gustado.
      Un saludiño!

Deja un comentario