mank-david-fincher

Netflix vuelve para estrenar lo más nuevo de David Fincher: retratando al Hollywood de los años 30-40 y homenajeando a Ciudadano Kane

David Fincher vuelve una vez más a Netflix, esta vez estrenando uno de los films más esperados del año, el cual su debut tuvo lugar este pasado 4 de diciembre (aunque algunos cines lo pudieron estrenar el 26 de noviembre).

Pocos se habrían atrevido a tocar una de las películas de culto más conocidas como es Ciudadano Kane. Esta película iba a necesitar ir cargada de simbolismo, conmemorando la película de 1941 y, sobre todo, aportando nuevo lenguaje en ella. ¿Lo ha podido conseguir?

Sinopsis

Esta historia biopic sigue al guionista Herman J. Mankiewicz (Gary Oldman), el hombre que escribió Ciudadano Kane. Juntamente con él se encuentra la actriz Marion Davies (Amanza Seyfried), Orson Welles (Tom Burke), Rita Alexander (Lily Collins) y Louis B. Meyer (Tom Pelphrey) como productor. Está rodada íntegramente en blanco y negro, recordando al más puro estilo de los inicios de Hollywood.

La buena dirección y el buen reparto

Mank partió en manos de Jack Fincher, el padre del director, quién, después de fallecer, David intentó llevarla a la gran pantalla con muchos intentos, pero al tener el requisito de ser en blanco y negro, la idea quedó mucho tiempo apartada. El guion de Jack Fincher parece ser muy similar al de Ciudadano Kane, con líneas de tiempo entre el pasado y el presente, pero a su vez es más convencional.

La gran dirección de David Fincher acompaña al guion original de su padre; reforzando los puntos mencionados anteriormente. Como casi en todas sus obras, Fincher se centra en un personaje imperfecto y lo distribuye en diferentes piezas, esparcidas por el espacio-tiempo que después acabas encajando y comprendiendo la mentalidad del protagonista. Todo esto es gracias a la magnífica dirección, la cual, una vez más, nos demuestra la maravillosa capacidad del director de colocar muchos elementos en harmonía.

Es interesante el punto de vista que transmite Fincher: te muestra la época dorada de Hollywood, sus éxitos, el placer de vivir gracias al cine y la masiva producción que había en aquel tiempo. Sin olvidar, la otra cara de la moneda. El espectador pronto se da cuenta que esto no es un cuento de hadas, y es aquí cuando el protagonista funciona a las mil maravillas.

El papel de Gary Oldman es brillante. Capta la peculiaridad de Mankiewicz, fusionando una mezcla de genio con rareza. Consigue ese punto cómico que no es para nada buscado, elevando aun más su actuación. Los demás actores también están sobresalientes: cada uno reflejando bien su personalidad.

Un retrato de unos estudios que triunfarían

Hollywood siempre ha glorificado sus inicios y sus películas que vinieron detrás, durante muchas generaciones. Así como los mayores directores que ha tenido, como Orson Welles.

Fincher toma una posición que podría haber sido muy acertada a lo que podría haber pasado realmente y nunca se podrá saber a ciencia cierta. La obra la firmaron los dos: Mankiewicz y Welles, pero aquí Fincher retrata a Mank como el verdadero autor de la obra, que quedó en la sombra por el poder de Welles. Orson Welles juega un papel muy diferente a sus películas: aquí está como un secundario, como una figura no muy importante (que a su vez, es, ya que parece como el mandamás que luego recogerá todo el crédito).

Sobre quién escribió o no la obra, se sigue debatiendo. Unos aclaman que Mank fue el responsable de todo, como afirma Fincher, otros que Welles cambió posteriormente varias veces el guion, lo que le convierte también como autor.

La visión de Hollywood también queda modificada de los típicos estándares que habían en esa época. Sí, se muestra el brillo, el poder y la influencia del cine que iba creciendo exponencialmente. Pero el director también decide mostrar ese lado oscuro, esa parte que apenas se mencionaba. Lo fusiona con el protagonista, el cual también acaba teniendo una evolución donde se refleja.

El sucesor de ‘Ciudadano Kane’ que se necesitaba

La esencia de la película original queda plasmada a la perfección. La fotografía, los planos y cierta profundidad de campo hacen recordar estar viendo los origines de Ciudadano Kane.

Cualquier fan de esta película de culto encontrará similitudes que se complementarán con el film de 1941. Sus raíces quedan explicadas y se hace una visión clara de como Mank se habría inspirado a escribir esta obra con sus vivencias.

En este film la anterior película gana más profundidad, más peso, relacionándolo con el período que se vivía y se había vivido. Las elecciones de California de 1934 forman parte de un antes y después para el protagonista, y eso queda muy retratado en Oldman. Se podría hablar que este personaje muestra cómo era trabajar para Hollywood y a su vez, enseña como funcionaban los estudios. Es también una interesante lección de historia.

Quizá peca en la necesidad de querer darle profundidad de todo, sin llegar a hacerlo, pero eso no quita la gran dirección que se puede ver detrás. La historia queda ligada completamente, como ya nos ha podido demostrar el director en anteriores obras suyas (Seven (1995), El club de la lucha (1999), Perdida (2014), etcètera).

mank-david-fincher

Valoración personal

No os voy a engañar: no es una película para todo el mundo. Pero posiblemente será una de las más nominadas para el Oscar, principalmente para mejor dirección, guion y actor principal. Estamos delante de una de las mejores películas que nos ha podido ofrecer 2020.

Si te apasiona el mundo del cine y has podido ver y disfrutado Ciudadano Kane, esta no te va a decepcionar. Si eres de los que le cuesta un poquito las películas en blanco y negro, esta inicialmente no te va a llamar, pero recomiendo intentarlo, al fin y al cabo es una película actual, con las filmaciones y métodos de la actualidad. La historia tiene sus giros y momentos interesantes para todos aquellos que les guste el drama con su punto cómico.

Puntación personal: 8/10

Si te gusta el cine, puedes encontrar más críticas aquí.

, , , , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero