El fotógrafo de Mauthausen

El  pasado a través de una cámara

El fotógrafo de Mauthausen es la última película del director Mar Targarona teniendo como protagonista a Mario Casas. En ella vemos la historia de Francisco Boix, un combatiente
republicano español y fotógrafo que se encuentra recluido en el campo de concentración nazi de Mauthausen. Veremos cómo intenta sobrevivir junto a sus compañeros al holocausto.

Al ver esta película contemplamos una demostración de cómo se hace bien una película sobre el holocausto. Llena de intriga y tensión, donde vemos un trabajo técnico excepcional
y una trama que consigue mantenerte en tensión y suspense durante toda la película. A destacar tanto el trabajo de dirección como el trabajo de fotografía, sobre todo, el
tratamiento del color.

También el trabajo de sonido, tanto la banda sonora que va totalmente en consecuencia con la trama y la época de la película. También cabria mencionar el sonido de ambiente, muy bien tratado y
con un juego de paneamiento muy interesante que ayuda a sumergirse en la película y sentirte dentro de la misma. Dentro de la banda sonora tenemos la pieza “claro de luna” de
Beethoven totalmente idónea e históricamente bien utilizada.

En cuanto a la trama, se desarrolla de manera ágil, sabiendo usar tanto el monólogo interno como los diálogos de los personajes. Tiene personajes realistas con convicciones claras y
sus actos están justificados. Puedes empatizar con ellos y ver la evolución del personaje dentro de la película. La película te va sumergiendo en la historia variando entre momentos
de tensión y momentos de calma. Pero sin hacerte olvidar donde se está.

En cuanto a los actores, en general el trabajo es muy bueno. Saben meterse en el papel. E históricamente, en general, están bien ambientados. Saben empatizar con el espectador y
saben llevarte con la interpretación. La parte menos positiva del trabajo actoral, es el personaje de Mario Casas, que más que un español de la primera mitad de siglo. Parece un
chico del 2018 de barrio. Conversaciones demasiado coloquiales y con maneras y expresiones más de nuestra época que de la época en la que se supone que están. No se
si eso fue una decisión del propio actor, del director o del guión. Pero lo veo un fallo y lo único que te saca del contexto. Por el resto la actuación de Mario Casas es muy buena,
sabiendo enfocar bien en los momentos dramáticos y sabiendo transmitir la tensión del momento.

En general es una película muy buena que sinceramente pienso que todo el mundo tendría que ver y conocer. Es muy dura, pero tampoco es lo más duro que se ha visto del
Holocausto. Y merece muchísimo la pena. Es un trabajo de cine español muy bueno, demostrando que estamos en una época en que las producciones cinematográficas no
tienen nada que envidiar a las americanas. Se nota que el equipo de la película lo ha hecho con cariño y dedicación, queriendo hacer una obra de calidad.

 

 

, , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.