Crítica

Siempre es bueno y necesario creo yo, volver la mirada hacia el pasado para buscar nuevas (en este caso antiguas) películas. La historia del cine es tan rica que quedarse anclado solo en la actualidad es perder la esencia y perspectiva. Como cualquier reseña por mi parte siempre hablo a nivel personal claro. Habrá gente que no pueda disfrutar de producciones que tengan incluso diez años de antigüedad. Yo disfruto de cualquier década, género y estilo. Por eso hoy me gustaría hablar de este film que llegó hace ya treinta años. Por lo tanto está de celebración. Es de esas películas que pasaron casi de puntillas en aquel año. La competitividad era bastante fuerte en aquella época. Como casi siempre es verdad, pero si encima la productora que está detrás es muy pequeñita, tampoco ayuda a que llegue a un público masivo ni como mínimo abundante. “70 minutos para huir” me parece sencillamente una película preciosa. Una historia de amor envuelta bajo la amenaza del fin del mundo. Una película olvidada por el tiempo. Pese a contar con muchos atractivos. Intentaré  que os pique el gusanillo para que le deis una oportunidad.

Producción y actores:

La película viene producida por Miracle Mile Productions Inc (Miracle Mile es el nombre original del film), y una de las zonas de Los Ángeles se conoce así, solo produjo esta. Y la otra fue Hemdale. Esta si tiene un gran bagaje de producciones, algunas de mucho renombre. Películas como “Terminator”(1984), “Tommy”(1975), “Platoon”(1986), “Imágenes”(1972), “Ghoulies”(1984) o “El último emperador”(1987). Alternaba películas en sus producciones de serie b, con algunas de altos presupuestos. Siempre en este último caso junto a otras compañías productoras. La película viene dirigida por Steve De Jarnatt. Es un director americano que también cultiva la palabra escrita. El guión fue escrito por el, en 1983 cinco años antes de que se hiciera la película. En principio era para un capítulo de “The twilight zone”, la película que se haría en los 80. Basada en aquella famosa serie de finales de los años 50 y primeros 60.

La publicación American Film nombró este guión como uno de los diez mejores que llevaban en Hollywood años dando vueltas. Sin que nadie se atreviera a producirlo. Cuando finalmente la productora Warner quizo hacer el film, le ofreció a Jarnatt la suma de 400.00 dólares por comprarle el guión. El la podría dirigir, pero la todopoderosa productora le dijo que habría cambios sustanciales en la trama. Querían hacerla menos oscura, y darle un toque mucho más comercial. Jarnatt pese a la suculenta suma, y más siendo un completo desconocido como director, rechazó la oferta. Era su guión, su historia y su retoño, nadie tendría el derecho a retocar su creación. Jarnatt dirigió en 1987 una película de culto entre los amantes de la serie b, como fue “Cherry 2000”. Este film fue protagonizado por Melanie Griffith  de ciencia ficción donde se nos muestra un futuro bastante desolado. Es recordado más que nada por ese pelo rojo que lucía Melanie. Pare esta “70 minutos para huir” en los dos papeles protagonistas se contó con las actuaciones de Anthony Edwards como Harry Washollo y la actriz Mare Winningham como Julie Peters. El ya tenía una carrera medio larga antes de firmar para este papel. Apareciendo en típicas películas de amor juvenil de los 80. Título como “La revancha de los novatos”(1984), “Te pillé Gotcha”(1985), “Juegos de amor en la universidad”(1985) o la más conocida “Top Gun”(1986). Por su parte ella era también otro rostro más o menos popular en aquella década con títulos como “St Elmo punto de encuentro”(1985) o “Vidas distantes”(1987). Por lo tanto la apuesta del film era clara. Dos rostros mediana mentes reconocidos para atraer al público a las salas.

De que va:

Tenemos lo que en un principio parece ser una historia romántica tan típica de los 80. Pero aunque en el fondo es así, no todo gira entorno a esa premisa. Harry ha quedado una noche con Julie en su primera cita. Se conocieron unas horas antes y deciden quedar esa misma noche concretamente a las nueve. Pero el pobre chico se ha quedado dormido, llegando un par de horas tarde. Lógicamente Julie ya no se encuentra en la cafetería que habían acordado. Desesperado por intentar dar con ella, lo primero que hace es salir hasta la cabina de teléfono que se encuentra al lado de la cafetería. Para su sorpresa cuando descuelga el auricular, al otro lado se oye una voz bastante alterada, donde advierte que los rusos van a perpetrar un ataque nuclear. Dispone de solo 70 minutos para salvar su vida. Desesperado ante esa situación entra en la cafetería nuevamente para advertir a los que estaban allí presentes del terrible suceso que se avecina. Curiosamente entre los comensales se encuentra la secretaria del ministro de defensa. Su intento de llamar a su jefe no obtiene ningún fruto, y le avisan que ha salido urgentemente de la ciudad. Harry por supuesto se niega a marcharse de la ciudad sin encontrar primero a Julie.

La parte de la cafetería era el segmento que hubiera estado en aquella producción de Spielberg. Y que creo es la más redonda. Puestas ya las bases de la historia en el film, profundicemos un poco mas en la historia. Asistimos a una película que bascula entre la comedia y una road movie entorno a la ciudad de Los Ángeles. “70 minutos para huir” se nos presenta con todo el esplendor de una película que se produce en los 80. Nuestro protagonista masculino Harry empezará una carrera contrarreloj por la ciudad que lo llevará por rincones que no suele transitar. Asimismo conocerá a esa fauna humana que solo al caer la noche, y más en una ciudad tan especial como Los Ángeles puede albergar. Su gincana particular lo emparejará momentáneamente con un tipo que intentaba robar un radiocassette de un precioso coche azul. El tipo a su pesar le servirá esa fatídica noche como escudero. Al igual que Don Quijote y Sancho Panza en la novela de Miguel de Cervantes. Salvo que en vez de caballo y burro. Su modo de desplazarse en busca de su amada será en ese mismo coche. La complicidad entre ellos está bastante bien. Con la por otra parte típica relación de dos. Uno serio, y el que le da la réplica humorística. Que interpreta el actor Mykelti Williamson.

La noche es otra aspecto clave de “70 minutos para huir”, pues su manto oscuro teñido por luces de neón baña toda la película. Convirtiéndose en otro elemento clave de la historia. Otro momento destacado y que pervive en mi recuerdo, es las escenas dentro de un gimnasio. Por sus instalaciones vemos todo un mundo de licra. Los años 80 es lo que tiene, los colores chillones, calentadores en los tobillos etc. Creo que incluso puede hacer daño a la vista. Una fauna de hombres y mujeres machando sus cuerpos mientras Harry sigue intentando dar con su amada. Esa es la historia a grandes rasgos.

En conclusión:

Estamos pues ante una película que desprende un aroma especial. Tanto por parte de sus protagonistas rezumando una química entre ellos realmente considerable. Que su director potencia cuando tienen escenas compartidas. Y que sin duda el espectador se hace cargo de ello. Ellos son la fuera motora que empuja esta “70 minutos para huir”. La película la podemos catalogar como una comedia romántica con toques de road movie, acción y holocausto. Veo y he leído por ahí que la tildan de película postapocalítica. Y para mi esa definición es claramente errónea. Ese término describe hechos ya pasados. Y en esta película no ocurre precisamente así. Pues estamos justo en la noche anterior de que esos hechos pudieran tener lugar. Quizás en el debe de este film se encuentre un guión algo corto y difuso. Esa mezcla de géneros funciona relativamente bien, pero no como quizás debería haber sido. Con algunos altibajos propios de un cineasta todavía algo verde. Jarnatt sin embargo si aprovecha perfectamente la complicidad de los actores, la escueta puesta en escena que limita su modesto presupuesto. Otra cosa a mi entender que hace bien su director, es contarnos casi toda la película en tiempo real. Eso ayuda a sentir la angustia de la búsqueda de Julie por parte de Harry. Y así nosotros también sufrimos y miramos el reloj que va en picado hacia el fatídico momento.

Que sería de una película de este estilo, y de la década de los 80 sin su banda sonora. En esta ocasión la película cuenta con la colaboración del grupo Tangerine Dream. Esta banda alemana salió a finales de los años sesenta, en el marco del género conocido como Krautrock. Que se caracterizaba por muchos teclados y la electrónica. Siendo el gran estandarte del estilo el grupo Kraftwerk. Tangerine Dream tiene a sus espaldas una gran cantidad de bandas sonoras. Que empezó a colaborar con film desde princpios de los años setenta. Entre sus películas están “Ladrón” (1981), “Dead kids” (1981), “Ricky Business” (1983) o “Los viajeros de la noche” (1987). Para “70 minutos para huir” su música se amolda como un guante a las escenas nocturnas. Contribuyendo a crear la atmósfera tan elegante que desprende el film. Pese al indudable amor que desprende la producción, y la pasión que demuestra su director tras la cámara. La película no pudo triunfar en la taquilla. Su presupuesto fue de unos tres millones de dólares. De los que apena pudo recuperar en taquilla millón y medio. La película también pasó por el Festival de Sitges en 1989. Lugar idóneo para que el público más entendido o entusiasta por así decirlo, que sabe a apreciar este estilo de cine disfrutara de su proyección. En dicho certamen el público pudo reconocer la valía de este film. Otorgándole el premio a los mejores efectos especiales. Y también estuvo nominada a mejor película. Que se llevó el film “Corazón de medianoche”, con Jennifer Jason Leight y Peter Coyote como protagonistas.

También pasó por el Festival Independent Spirit de Estados Unidos. Donde fue nominada en dos categorías, mejor guión y actriz secundaría. Como veis estos films son reconocidos en la mayoría de veces en los festivales. Siempre atentos a la actualidad y novedades que circulan por el mundo. Y que no se dejan influir por las grandes superproducciones que acaparan las carteleras. En fin, es la cruda realidad que sigue hasta nuestros días. Steve De Jarnatt no se ha prodigado mucho en el cine después de esta película. Realizando más que nada esporádicos capítulos para la televisión de series juveniles. Pero ha conseguido y el público lógicamente que esta “70 minutos para huir” sea una pequeña joya de culto en la actualidad. Una hermosa película con un aroma especial. Y que de seguro os hará pasar una muy buena hora y media de vuestras vidas. Y recordad que el amor lo puede todo, o por lo menos gran parte. Un saludo desde mi rincón favorito.

Guión: 6

Actores: 8

Dirección: 7

Categorías restantes: 7

Nota final: 7/10

, , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja un comentario