max-von-sydow-foto-portada

El actor falleció el pasado marzo

El pasado ocho de marzo murió a los noventa años de edad el gran actor sueco Max Von Sydow. Esta es la noticia, pero debajo de ella se esconde la pérdida definitiva de una forma de ver la interpretación única.

max-von-sydow--foto-1

Es cierto que este actor creo una escuela de ver la vida por sus ojos pero también era muy generoso construyendo personajes. En la memoria de todos los cinéfilos siempre estarán algunos como: El Caballero Cruzado, Antonius Block o el Padre Lankester Merrin de »El Exorcista‘. Otros como G. Joubert, el padre de Pelle en »Pelle El conquistador» o más recientemente el Director Lamar Burgess de Minority Report .

Éste es parte de su curriculum pero, ¿qué le llevo a este actor de teatro a llegar al cine?. Lo vemos a continuación.

Ingmar Bergman

Regalándonos por el camino las mejores interpretaciones dramáticas vemos en cada una de ellas algo diferente que nos conmueve, nos enfada, o son imprescindibles. Ese era Max Von Sydow con muchos personajes que hacen de él merecedor de un lugar en la historia del cine. Nunca ganó ningún Óscar,pero tiene el merecido honor de ser uno de los actores fetiches del director Ingmar Bergman.

max-von-sydow-foto-2

De ellos se dice que cambiaron la mirada del cine naciendo con ellos un cine nuevo, más joven y más intimo, con otras miradas).

El objetivo fue entonces un punto de referencia para un cambio generacional que empezó en 1957, donde colaboraron en más de una docena de películas. En ellas es como querer llegar a hablar con Dios y el mundo mientras se veía la perfecta comunión entre cineasta y actor. Nunca hasta entonces una partida de ajedrez con la muerte fue tan visual y recordada.

Buen trabajo en equipo

Con Max Von Sydow no hemos perdido sólo un actor que revolucionó la interpretación, sino también una manera de pensar y buscar a Dios. ¿ Y qué hubiese sucedido si actor y cineasta no se hubiesen encontrado?. Seguramente el cine hubiese sido el mismo. Se hubiese dado esa visión que nos dejo Ingman Bergman, ya que sus películas son el reflejo de una sociedad que se iba desmontando y conociendo a la vez.

Entre los dos crearon una forma extraña para el espectador comulgando con la historia y activando las neuronas de todos los espectadores. Poco a poco nos mostraban otra visión de la vida dentro del cine. Marcaron un cine de relaciones humanas que se acercaban a la vida real sin olvidarse de ellos mismos.

De Hollywood a Star Wars

Max Von Sydow caló en Hollywood en el año 1965 interpretando a un Jesucristo al que se le veía por primera vez la cara en el cine en La Historia Más Grande Jamás Contada. De esta película siempre dijo que era un film sin pena ni gloria llena de frases bíblicas, pero sin alma.

Desde aquello el actor llenó a la Gran industria de interpretaciones geniales mezclando héroes y antihéroes, pero sin olvidarse de las películas de Bergman.

max-von-sydow-foto-3

Max Von Sydow era un actor que participaba en películas de James Bond o en producciones de ciencia-ficción como Flash Gordon o Star Wars en El despertar de la fuerza.

También se le vio en series como Juegos de tronos. Así era este genio de la interpretación en el gran Hollywood, porque Max Von Sydow no desentonó y rápidamente se hizo con el rol de actor camaleónico. Cuando daba miedo nos hacia temblar, pero cuando era un »pedazo de pan» era el personaje más bendito de toda la historia cinematográfica.

Con él hemos perdido una manera de analizarnos en la gran pantalla, de estar cerca del mismo Dios, porque tenia múltiples facetas para hacernos emocionar, para estar enfadados con su personaje o para sentir el peligro.

Dando lecciones magistrales

Cuando se habla de este intérprete es algo parecido a hablar de uno de los dioses interpretativos, ya que en cada papel hay algo de realidad y eso lo refleja su mirada transparente. Max Von Sydow fue sólo Max Von Sydow con todos sus registros.

Seguramente desde el año de su primera película en Hollywood empezó a dar lecciones magistrales acerca del comportamiento de un actor en cámara. Siempre sin olvidar que era un hombre corriente que actuaba por el hecho de gustarle la interpretación.

Tal vez se sentía pleno en cada personaje, porque no hay ninguno que no sea creíble. En cada uno fuera cine europeo o cine hollywoodiense este actor brilló alcanzando unos niveles interpretativos inalcanzables para muchos otros actores.

max-von-sydow-foto-4

La enseñanza que nos deja

¿Qué será ahora del séptimo arte sin este genio de la interpretación?, ¿cuál será la enseñanza que nos ha dejado Max Von Sydow?. Y yo me preguntaría más… ¿cómo se interpreta un buen papel?.

Estas son las preguntas que quedan en el aire ahora que ya no le tenemos entre nosotros, pero ¿estas preguntas tendrán algún día respuesta?. Nosotros que somos mortales nos podemos consolar viendo sus películas una y otra vez.

Para los actores de ahora,en teatro y cine, siempre se puede sacar algo nuevo. Max Von Sidow nos puede enseñar a ver a las personas sin máscaras y totalmente desnudos. Es sorprendente como este interprete conocía a la perfección el alma de cada uno para darnos una clase magistral de psicología de los personajes.

En definitiva, el actor se hace mejor actor viendo lo que ya se ha hecho y analizando sus papeles tanto en cine como en teatro. Perder a Max Von Sidow ha sido duro para las tablas. Pero seguir teniendo su espíritu y saber que su trabajo sigue con nosotros es una salvación.

, , , , , , , , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.