el-tiempo-sin-ti-portada

Analizamos la obra de Makoto Shinkai

Hablar de una película de Makoto Shinkai es hablar de detalles, simbolismos y metáforas abstractas. Aunque en el fondo, todo esto lo usa para transmitir sencillos mensajes. Sin rimbombancias ni grandes reflexiones humanas. Pero ahí reside la magia de este director. Logra transmitir ideas simples pero necesarias de una forma magistral y a diferentes niveles de retórica. Y es del mensaje de El Tiempo Contigo de lo que venimos a hablar.

el-tiempo-sin-ti-1

Para empezar a desgranar su última película, creo que es un buen ejercicio
realizar una pequeña parada en el mayor éxito de su filmografía: Your Name. No porque tengan mensajes similares (de hecho son completamente diferentes) sino porque ambas tienen maneras similares de transmitir una idea básica a través de elementos mágicos.

Eso sí, aprovecho esta línea para avisar de que el texto contiene una cantidad importantísima de spoilers de ambas películas. Para poder explicar con claridad las diferentes temáticas e ideas que trabaja debo contar detalles de la trama. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente el visionado de ambos metrajes antes de comenzar con la lectura. De igual manera si no tenéis tiempo para revisar la película aquí encontraréis una reseña al respecto para así poder a entrar en el análisis que vamos a hacer a continuación.

Argumento

Vamos a comenzar con un ligero ejercicio: ¿de qué trata Your Name? Si lo
resumimos con brocha gorda, pero capturando toda su esencia, podríamos decir que Kimi no Na Wa trata la curiosa historia de amor entre dos adolescentes. »Curiosa» es un eufemismo que me viene bien para resumir toda una serie de eventos mágicos con tintes de mitología japonesa.

Aquí es cuando entra en acción la segunda pregunta: ¿de qué sirven estos
elementos? Pues además de aportar frenetismo y carisma a la película, nos
ayudan a reforzar el mensaje. Uno bastante sencillo en el fondo, pero que
adquiere nuevos matices gracias a la forma tan particular de transmitirlo. De la relación entre Taki y Mitsuha podemos sacar dos lecturas muy parecidas, pudiendo tomarlo por el lado romántico o no.

el-tiempo-sin-ti-2

La perseverancia demostrada por ellos ante las adversidades que sufrieron por los cambios temporales y la tragedia del meteorito nos da una lección muy clara: el amor conecta a las personas, sin importar el tiempo o el espacio. Ñoñerías de lado, quien haya experimentado esta sensación sabe que no es ninguna banalidad. Cuando la conexión es especial, la distancia o el tiempo son factores que quedan en un segundo plano.

Al mismo tiempo, ciertas frases de la película también nos dan a entender que este mensaje no solo se puede aplicar al amor. El concepto “musubi” nos establece conexiones mucho más allá de una pareja. Y es que, como también mencionan, todos estamos buscando algo. El ser humano siempre persigue objetivos, sueños y esperanzas. Y el camino para cumplirlos, aunque sea complicado, es mucho más fuerte que el tiempo o el espacio.

Crítica

En el último trabajo de Makoto vuelve a estar presente el mecanismo de relación adolescente con tintes de misticismo. Pero esta vez, hay dos mensajes puestos sobre la mesa. Y durante la hora y media de viaje que vivimos por ese Tokyo invadido por la lluvia, vemos como los desarrolla y entrelaza a través de cientos de detalles. Unos más sutiles que otros, desde luego, pero ahí es donde reside lo especial de este metraje.

El primero de los temas es quizá el menos sutil, pero en un segundo visionado salta a la luz con todo su esplendor: la madurez, uno de los temas más tratados por el director. El salto de ser un niño a ser considerado alguien mayor. Decidme, ¿qué es ser un adulto? Lo más fácil sin duda es fijarnos en la edad. Lo cual a menudo es un fallo terrible, puesto que tendemos a asumir que la madurez y la edad van ligadas.

Puede que en muchos casos sea cierto, pero a mi me gusta matizar. Bajo mi
visión, y la de la película, ser adulto es saber tomar responsabilidades. Es tener a gente que deposite su confianza en ti. Es la capacidad que tenemos todos de aportar algo a los demás. Y lo podemos ver claramente durante los dos primeros actos musicales de la película.

El peso de las responsabilidades

Al principio, cuando Hodaka consigue su primer trabajo con Keisuke y Natsumi, logra tener a gente que le otorga responsabilidades. Eso le hace sentir realizado, porque por primera vez siente que tiene un lugar donde puede aportar algo a los demás. Que al final, es lo que queremos todos, sentirnos útiles para los demás. Ya que eso nos hace sentir indispensables.

Pero después nos encontramos, acompañado de nuevo por un fantástico montaje musical, el segundo paso de ser adulto: tener iniciativa. Hina y Hodaka viven por primera vez la sensación de sacar adelante sus ideas, de ser creativo, de portar algo que solo tú puedes hacer. ¡Esa mágica sensación de felicidad que da el hecho de ser autosuficiente y de demostrar que tienen talento para algo!.

Esas dos escenas, casi simétricas, nos demuestran que la madurez no va tan
ligada a la edad como parecía. De hecho, los adultos que coloca como ejemplo nos acentúan esto todavía más. Natsumi está desesperada buscando un trabajo y el estilo de vida de Keisuke no es precisamente responsable. Aunque este último nos ayuda a reforzar el otro concepto de la película.

el-tiempo-sin-ti-3

Debo reconocer que este segundo mensaje es el que más me costó entender. Pero al mismo tiempo, es el más potente y sencillo. Es el broche de oro con el que se cierra esta obra magistral.

Como dije antes: de Your Name podemos sacar un mensaje que se puede leer tanto por la parte romántica como por la parte social.

La cuestión del Destino

Tenki no Ko quiere hablarnos del destino. De las cosas que no podemos
controlar. De la dureza de la vida (representado en el tramo inicial de Hodaka en Tokyo) y de como el ser humano se tiene que adaptar a ella. La lluvia es el elemento clave de la obra. Y no es para menos, ya que la lluvia es un ente superior que no se puede controlar. Si llueve, llueve y punto. No vas a detenerla por mucho que te apetezca. Lo que sí que puedes hacer es adaptarte en ella. Puedes resguardarte o coger un paraguas y seguir adelante.

¿Qué hacen nuestros protagonistas?: luchar contra el destino. Pero no contra la lluvia, sino contra lo que la vida espera de ellos. Hodaka sale de su hogar para buscar su propio camino. Y en un principio creía que el papel de Hina como doncella del tiempo era también su propio camino. Despejar el cielo, ir contra la naturaleza… Aquí es cuando la película da el primer giro.

Jugar con el tiempo trae consecuencias terribles. Cuando Hina desaparece, es cuando Hodaka se da cuenta de lo que de verdad importa. No está feliz porque haya sol. De hecho, es maravilloso como la escena con el cielo despejado es percibido de forma tan triste. Es entonces cuando comienza la verdadera lucha contra el destino en el tramo final de la película. Pero no contra la lluvia, si no contra el sacrificio que tiene realizar Hina.

Entonces es cuando el papel de Keisuke toma un nuevo y apasionante matiz, ya a que gracias a los diferentes detalles que vamos conociendo nos da a entender que con su mujer sucedió algo similar. Pero él no luchó porque volviera, si no que aceptó su destino y siguió adelante. Se puso un paraguas y siguió caminando, aunque en el fondo nunca lo haya superado. Por ello, él piensa que la mejor manera de ayudarle es haciendo que sea maduro y acepte el destino.

Un final a la altura

Entonces todo se rompe. El disparo al aire. La música comienza. Ahí es cuando Keisuke ve en los ojos de Hodaka una determinación sin igual. No quiere aceptar el destino. Sabe que puede cambiar las cosas con esfuerzo y sacrificio. También sabe que algunas otras no las podrá cambiar, como el hecho de que llueva. Pero no importa. Podrá con ello. Asumirá esa responsabilidad. Y piensa hacerlo hasta sus últimas consecuencias. Aquí es cuando la transformación de niño a adulto culmina por todo lo alto.

el-tiempo-sin-ti-4

Como nos dicen al final, el mundo siempre ha estado loco. Hay cosas que jamás podremos controlar. Y eso está bien, por supuesto que sí. Pero debemos luchar por lo que sí podemos cambiar. Hodaka y Hina son dos personas luchadoras que han ido en contra de lo que la vida les tenía planeado para ellos. Y si tienen que enfrentarse a una lluvia eterna, lo harán. Juntos pueden hacerlo.

Y por si todo esto no fuera suficiente, la letra de la canción que acompaña el
momento cumbre de la película nos da una clara pista de lo que está sucediendo. ‘Grand Escape’ es el tema que suena durante la lucha de Hodaka contra el destino de Hina y nos habla de cómo a pesar de las incertidumbres que nos depara el futuro mientras esté contigo encontraremos la manera de superarlo.

Diferentes formas de entender un mensaje

Toda esta obra termina con un mensaje sencillo pero efectivo. Que al igual que en su película anterior, puedes tomartelo de dos maneras. Ya que sea por amor, o por querer cumplir tus sueños, con esfuerzo y determinación no hay destino que valga. La vida avanza, las cosas pasan y habrá sucesos que no podrás cambiar. Pero podrás adaptarte a ellos y salir adelante una vez más.

Ninguna de las dos películas pretende ser un gran tratado filosófico. Ni hacer la reflexión más profunda sobre la psique humana. Son mensajes de amor y de esperanza que resultan la mar de útiles para nuestro día a día. Y tal como están las cosas, creo que no hay mejor mensaje que estos. Sobre todo si se transmiten con ese detalle, ese mimo y esa maestría con la que trabaja Makoto Shinkai.

, , , ,
Artículos Similares
Latest Posts from Mentero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.